José Pérez-Guerra
Martes, 7 de mayo de 2019

Personas como Amancio Ortega son las que mueven la rueda del progreso

[Img #31147]Pablo Echenique, discapacitado físico argentino que encontró en España las atenciones necesarias para seguir su maltrecha trayectoria personal, hoy dirigente del comunismo podemita, ataca Amancio Ortega, un hombre de bien que a base de trabajo e ilusión ha logrado crear toda una red comercial instalada en España y en el extranjero con millares de puestos de trabajo que vierten en las arcas de la Hacienda un chorro de impuestos, mientras que él no ha hecho más que beneficiarse del esfuerzo ajeno. Y escribe: ‘Lo más grave no es que Amancio Ortega gane en un año lo que ganan 150.000 trabajadores cobrando el salario mínimo. Lo más grave (y obsceno moralmente) es que ocurre mientras lideramos la pobreza infantil en Europa. Sorprende lo poco cristiana que es la derecha…’.

 

Osceno es, señor Echenique, criticar a los que hacen posible que se produzca para poder distribuir, mientras que usted deja de pagar la Seguridad Social a los que le atienden, porque es antisocial además de delictivo. Y es que Amancio Ortega está instalado en una clase emprendedora que razona, valora, trabaja y arriesga poniendo ilusión a sus proyectos que le ocupan los días e incluso siguen en su mente en noches de insomnio, porque se proponen emprender un camino que lleva al verdadero progreso; ruta iniciada por Amancio Ortega, en Galicia, con el apoyo de su mujer en un pequeño comercio que fue creciendo y hoy es nada menos que un grupo de grandes almacenes, Zara, que aporta a la economía española millares de puestos de trabajo; y tanto la empresa y el mismo Amancio Ortega, como cada uno de los trabajadores, pagan impuestos directos e indirectos, mientras que sus comercios en el extranjero venden productos españoles, que es otra manera de beneficiar nuestra economía a través de la exportación.

 

¿Y qué hace por la sociedad el ‘podemismo’?. Pues vivir de los impuestos generados por los que critican, y viven de lujo. Pablo Iglesia, que de profesor ‘enchufado’ en la Universidad Complutense de Madrid, donde en vez de impartir conocimientos se dedicó a la política en clave leninista, saca tiempo para asesorar a la dictadura chavista de Venezuela, cobrando los servicios; se multiplica en tertulias televisivas; recibe dinero de otra dictadura, Irán, y pone en marcha Podemos tratando de que fuese una continuación de la experiencia venezolana, uno de los países con mayores recursos del mundo, que está sumido en la pobreza, aunque como ha dicho otro aprovechado ‘podemita’, Errejón: ‘los venezolanos comen tres veces al día’… y es que para estos populistas las masas con comer algo y obedecer tienen de sobra; es su cacareada democracia, la que soportaron en la llamada República Democrática Alemana sus habitantes que, para que no se marchasen del progreso comunista, se construyó un muro.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress