Domingo, 12 de mayo de 2019

Jaume Plensa instala una escultura en el atrio de la Basílica de Montserrat

[Img #31174]El Monasterio de Montserrat acogerá durante seis meses una escultura transparente de acero inoxidable, obra de Jaume Plensa, en el atrio que da entrada a la basílica, pieza que se complementa con una exposición de 18 grabados en el mismo Museo de Montserrat, permitiendo entender el sistema de trabajo y las fuentes de inspiración del artista. El proyecto se empezó a gestar en la Bienal de Venecia del 2015 cuando el padre Josep de C. Laplana vió la exposición de Plensa en la iglesia benedictina de San Giorgio Maggiore. Entonces le invitó a ir a Montserrat y entre los dos surgió la idea de colocar una pieza transparente en el atrio, de forma que no tapase la visión de la fachada, y permitiese ver a las personas que circulan a su alrededor.

 

‘Montserrat forma parte de la memoria, de un mundo mágico y onírico, y la escultura de esta niña, clásica, mediterránea, que combina perfectamente con los arcos del atrio, es una transición entre el espacio profano y el sagrado, una frontera entre el cuerpo y el alma’, explica Jaume Plensa; porque ‘hay lugares que tienen una energía extraña y misteriosa, y este es uno de ellos. Acabo de regresar de Nueva York donde he instalado otra gran escultura frente al Rockefeller Center, en otro lugar muy especial. La pieza de Montserrat, ‘Anna’, es transparente ‘porque quiere reflejar la importancia de lo invisible’; la de Nueva York es opaca, ‘la niña allí se tapa los ojos con las manos ante lo que no quiere ver’.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress