Miércoles, 30 de octubre de 2019
Madrid

El Museo Reina Sofía presenta la exposición ‘La tarea del pintor’, de Jörg Immendorff

[Img #31963]Tras su paso por el Haus der Kunst, de Munich, el Museo Reina Sofía presenta la exposición ‘La tarea del pintor’ con la trayectoria completa del artista alemán Jörg Immendorff (1945-2007) uno de los  artistas más destacados a nivel internacional y fundamental para entender la época histórica en la que vivió. Esta retrospectiva, comisariada por Ulrich Wilmes, coordinada por Beatriz Jordana y Nur Banzi, incluye alrededor de un centenar de obras, entre pinturas y esculturas, de todas sus fases creativas y algunas con lienzos de hasta siete metros de anchos. No sigue una cronología estricta, sino que ordena los temas cruciales y los puntos clave del desarrollo artístico del artista en capítulos temáticos. La biografía de Immendorff es cono un relato inscrito en sus obras, ya que creaba sus cuadros, dibujos, grabados y esculturas en, o para, un contexto histórico específico.

 

En sus inicios, el artista estaba convencido de que la actividad artística podía modificar la realidad; por lo tanto su arte se caracterizaba por una espontaneidad y una franqueza basadas en el aquí y el ahora. ‘Dejar de pintar’ no es un lema que Immendorff se planteara nunca en serio, a pesar de que se haya afirmado en ocasiones que el joven iconoclasta declaró tal intención, como en el cuadro así titulado que data de 1966. Y en ese contexto, y como reacción a la guerra de Vietnam, pintó imágenes de bebés regordetes y mofletudos y se las dedicó a ‘todos los amores del mundo’. De este modo apelaba al innato instinto pacífico de la humanidad; y su obra fue evolucionando tanto en temática como en estilo desde su impulso subversivo, como agitador político, comunista, que en 1976, presentó en la Bienal de Venecia folletos que atacaban ‘la privación de libertad personal’ en la República Democrática Alemana. En un nuevo espacio de la exposición se observa cómo el artista se distanció de sus temas anteriores, tan cargados ideológicamente. Sus obras comenzaron a exhibir el estilo pictórico y una paleta más libres. En estos cuadros visionarios, llevó la historia contemporánea al escenario de un teatro ficticio compartido por alemanes occidentales y orientales, sin poder imaginarse que, diez años después, la realidad cumpliría sus premoniciones, tras la caída del muro opresor.

 

La exposición ‘La tarea del pintor’ de Jörg Immendorff se presenta en el Museo Reina Sofía, edificio Sabatini, 1ª planta, hasta el 13 de abril de 2020.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress