Sábado, 19 de septiembre de 2009

"Irma lentamente", Gino Rubert en la galería Senda

[Img #1082]La imagen de la mujer es, en la obra de Gino Rubert, figura recurrente; pero en la muestra que abre temporada en la Galería Senda aparece como retrato más íntimo, y con actitud ensimismada, mayormente sola, para encontrarse directamente frente al espectador. Ya no es la mujer perversa o agresiva que tiraniza y domina sobre el género masculino; en "Irma lentamente" recrea escenas austeras, más silenciosas, menos turbadoras tal vez, pero igual de misteriosas y sugerentes, puesto que exibe esa ambigua mezcla de sensualidad y fragilidad, sexualidad e inocencia a la que Gino Rubert (México, 1969) nos tiene acostumbrado.

 

Como novedad, el artista presenta por primera vez trabajos sobre papel en formato grande. A diferencia de anteriores dibujos a la acuarela, de tamaño pequeño y carácter abocetado, éstos muestran una técnica compleja que, al igual que las obras sobre tela, combina el collage de fotografías y materiales como el cabello natural, plásticos o brillantes, con acuarela y pintura al óleo. Así, estos dibujos adquieren una cualidad pictórica, que pueden hacerlos incluso más inquietantes que los lienzos. Asimismo, merece especial atención el uso de cabello natural, que es el elemento común y más pregnante en esta serie, como si Rubert creara una "poética del pelo" para acentuar la condición femenina de sus personajes. Le interesa no sólo por su valor formal sino en particular por su simbología: el pelo ha estado siempre asociado al poder, la feminidad y la vitalidad, pero también a la memoria, a la muerte, a los vampiros...

 

En esta exposición, que se cerrará el 24 de octubre, el artista vuelve a enseñarnos su personal universo pictórico, que combina magistralmente una belleza formal que seduce la mirada, y una atmósfera temática que invita a la reflexión.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress