Viernes, 19 de noviembre de 2010
Teruel, en la Plaza de San Juan, hasta el 9 de enero

Arte salvado. Aniversario del salvamento del patrimonio artístico español y de la intervención internacional

[Img #3928]Tras exponerse en Madrid, Valencia, Sitges y Figueres, llega a Teruel la exposición “Arte salvado. 70 aniversario del salvamento del patrimonio artístico español y de la intervención internacional”, donde permanecerá, en la Plaza de San Juan hasta el 9 de enero de 2011. La muestra, organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), tiene como objetivo recuperar y difundir una de las historias más apasionantes de la guerra civil: la protección y evacuación del patrimonio artístico realizadas por el Gobierno de la República, así como la intervención del Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles, para evitar su destrucción y garantizar su conservación.

Arturo Colorado Castellary, profesor de Historia y Análisis del Arte Visual de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, es el comisario de esta exposición, que está concebida para instalarse en un espacio urbano con el objetivo de popularizar la evacuación del patrimonio artístico nacional. La muestra está planteada con un diseño creativo e innovador para que el visitante se sienta inmerso en las dramáticas circunstancias que rodearon esta labor y los peligros y dificultades que tuvieron que afrontar los miembros de la Junta del Tesoro Artístico y del Comité Internacional. Una serie de embalajes de diferentes formas y tamaños se distribuyen en el espacio expositivo, en este caso la Plaza de San Juan, un espacio céntrico de la ciudad de Teruel.

“La exposición tiene un sentido narrativo y explica los avatares y peligros que sufrió el patrimonio artístico español durante la guerra civil y la labor de protección del gobierno de la República y posteriormente con la intervención del Comité Internacional, que se produjo en el momento de mayor peligro cuando las fuerzas republicanas estaban siendo empujadas hacia Francia por el avance y bombardeo de la aviación franquista y de sus aliados”, relata el comisario de la muestra, que detalla que del Prado fueron evacuadas las obras señeras del museo, en total 525 pinturas, 198 dibujos y el Tesoro del Delfín, una de las colecciones más espectaculares del Prado, que reúne enseres y joyas del Gran Delfín Luis, hijo de Luis XIV de Francia, además de numerosas obras de diferentes instituciones públicas de la memoria, de iglesias y colecciones privadas.

En la muestra se recrea el ambiente y el paisaje de guerra, con carteles de época y sacos terreros (que servían de protección en los museos), además del sonido ambiente y canciones de la época. Estos embalajes dejan entrever reproducciones a tamaño real de las obras más representativas salvadas y que fueron pintadas por Velázquez, Goya, Tiziano, Rafael, El Bosco, Ribera, Murillo, Rubens…, es decir, lo más destacado del Museo del Prado.

Además, estas cajas son, a su vez, los soportes para la exposición de información gráfica y documental que reúne un centenar de fotografías de la época acompañadas por planos, mapas, carteles y diverso material documental. La muestra se completa con un puesto interactivo sobre las fases de la evacuación, con la proyección de secuencias de vídeo y de diapositivas digitales que muestran una selección de las obras salvadas así como con la proyección de dos extractos de los documentales “Salvemos el Prado”, de Alfonso Arteseros, y “Las cajas españolas”, de Alberto Porlan.

La muestra está estructurada para que el visitante pueda seguir cronológicamente los pormenores del salvamento de las obras de arte, primero de Madrid al Ampurdán pasando por Valencia y Barcelona, gracias a la política de protección de la Junta del Tesoro Artístico de la República, así como la gestación del Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles, las dramáticas circunstancias del Acuerdo de Figueres con el bombardeo sobre la zona y el difícil paso a Francia desde el Ampurdán. La tercera parte de la exposición recrea el traslado de Perpiñán a Ginebra, el inventario de las obras salvadas, la exposición que se celebró en esta ciudad suiza y el regreso a España en septiembre del 39. La muestra se cierra con un epílogo sobre la deuda histórica contraída con todos aquellos que, españoles o extranjeros, lucharon durante la guerra por poner a salvo el patrimonio artístico español.

El catálogo de la muestra reúne textos de Arturo Colorado Castellary (Arte salvado. Los antecedentes de una deuda histórica y Evacuación y salvamento del Museo del Prado durante la guerra civil), Miguel Cabañas (La II República española ante la salvaguarda del patrimonio artístico y la guerra civil), Enrique Pérez Boyero (La protección y evacuación del patrimonio bibliográfico de la Biblioteca Nacional de España), Juan José Alonso (Lo salvado y lo evacuado por el Patrimonio Nacional durante la guerra civil), Esperanza Navarrete (El viaje a Ginebra de Goya y otras pinturas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando durante la guerra civil), Mayte García Julliard (La exposición del tesoro español y la prensa ginebrina: dilemas y aciertos) y Catherine Granger (El papel de Francia en la evacuación de las colecciones españolas). El volumen se completa con la semblanza de los principales protagonistas de este episodio histórico como Timoteo Pérez Rubio, Presidente de la Junta Central del Tesoro Artístico (escrita por Antonio Franco) y Josep Maria Sert (escrita por María del Mar Arnús y Francisco de Sert, condes de Sert) así como de los miembros del Comité Internacional David David-Weill, Jacques Jaujard, Neil MacLaren, Paul Lachenal, Henri Verne, Gabriel Cognacq, Albert Sancholles Henraux, Evan Charteris, Joseph Duveen, Frederick Schmidt-Degener, Henry Carton de Wiart y Georges Blumenthal (escritas por Catherine Granger, Mayte García Julliard y Arturo Colorado).

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress