Martes, 30 de noviembre de 2010
En el marco del convenio de colaboración con la Fundación Caja Madrid

"Aedificare, Evangelizare, Servare", exposición en la Catedral de Sevilla

Enviar por email

[Img #4077]El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo y el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, inauguraron días atrás la exposición “Aedificare, Evangelizare, Servare. Cinco siglos de arquitectura en la Catedral de Sevilla”. La muestra, instalada en el trascoro de la catedral sevillana, explica la construcción de este templo gótico, su restauración y sus distintas vertientes a lo largo de los siglos así como su conservación y modelo de gestión actual. Los contenidos de la muestra han sido desarrollados por el equipo formado por la Oficina Técnica de la Catedral dirigida por el Maestro Mayor Alfonso Jiménez y por el Programa de Conservación del Patrimonio Histórico Español de la Fundación Caja Madrid.

Con esta exposición se cierran las acciones previstas dentro del Convenio de colaboración firmado por el Cabildo Metropolitano y la Fundación Caja Madrid en el año 2002 y que han supuesto, por un lado, la reestructuración de los archivos Arzobispal y Capitular, dotándoles de unas nuevas y modernas instalaciones de archivo, estudio y consulta y, por otro, la restauración de la fachada de Poniente de la Catedral junto con las fachadas y azoteas de la Iglesia del Sagrario, obras que, con una inversión total de 4.022.300 de euros, culminaron el pasado mes de julio.

La exposición, que permanecerá abierta hasta el domingo 6 de febrero de 2011, se estructura en tres partes bien diferenciadas: la construcción del templo gótico, la restauración del edificio y sus distintas vertientes a lo largo de los siglos y, por último, su conservación y modelo de gestión actual. El discurso se plasma en la exposición a través de piezas arqueológicas, fruto de las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años, objetos de arte mueble, documentos históricos y audiovisuales de carácter didáctico.

El primero de los apartados, la “Construcción de la catedral”, abarca de 1433 a 1537 y se centra en uno de los medios, en este caso las Bellas Artes, que ha utilizado la Iglesia para anunciar el Evangelio y desarrollar el culto a Dios, fomentando de este modo la arquitectura, la pintura, la escultura o la música y poniendo toda la capacidad humanizadora del Arte al servicio del hombre. El segundo capítulo, la “Restauración de la Catedral”, abarca desde el terremoto de Lisboa de 1755 hasta la década de los 80 del pasado siglo, como modo traumático, costoso y cíclico de hacer frente a su conservación a raíz de los cambios que derivan de la Ilustración, momento en el que, ligado entonces al Anticuarismo, comienza su andadura doctrinal el concepto de patrimonio histórico. Y por último, la “Conservación de la catedral”, narra el periodo desde 1990 a la actualidad, y explica el modelo de gestión viable económicamente que tiene la catedral, basado en la investigación, la conservación y el mantenimiento continuado, la difusión cultural y el acceso público.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress