Domingo, 19 de diciembre de 2010
Barcelona

Esther Mañas y Arash Moorí en la Fundación Joan Miró

[Img #4323]Es una puesta en escena, exposición ‘Invoking a Demon Landscape’, que partiendo de la tradición cinematográfica y de vanguardia consigue un silencio que se hace audible, y lo oculto visible. Porque Esther Mañas y Arash Moorí reconfiguran, en este proyecto abierto en la Fundación Joan Miró, un paisaje desplazado mediante la invocación de su doble. Son múltiples cámaras de vigilancia situadas en un área oculta fuera del espacio expositivo e inaccesible al público en general. Una transmisión de vídeo en directo computarizada capta y revela el mecanismo de una máquina sorprendente, mientras micrófonos incrustados invocan sonidos ocultos electroestáticos y sibilantes; y vibraciones de baja frecuencia en tiempo real.

Los elementos visuales del espacio se concentran al azar en una pantalla en la que imágenes filtradas rojas, verdes y azules chocan entre sí, creando efectos estroboscópicos con la ayuda de otros elementos como el parpadeo de lámparas fluorescente. Demón –o demonio-, en latín daemon, significa ‘espíritu divino’ o ‘vos interior’. En informática el término se usa para describir programas que se ejecutan en segundo plano en vez de ser controlados directamente por el usuario. Mañas y Moorí describen su particular linterna digital como una especie de ‘cine implosivo’, en que el espacio y el sonido colapsan en un vacío.

Esther Mañas (Madrid, 1974) y Arash Moorí (Birmingham, Reino Unido, 1977) trabajan conjuntamente desde 2004. Su trabajo investiga el sonido dentro del campo expandido de la escultura y de la instalación. El sonido es utilizado como un medio escultórico que transforma la percepción de los espacios arquitectónicos de los que se apropian para trabajar, aprovechando las propiedades simbólicas de estos, y los contextos dados o encontrados. Estas apropiaciones arquitectónicas incluyen materiales y objetos que encuentran en el entorno más inmediato o en los contextos sobre los que trabajan, y que alternan mediante diferentes técnicas de aumento o amplificación tanto visual como sonora, redefiniendo las interacciones entre los objetos y su funcionalidad arquitectónica.

La exposición de Esther Mañas y Arash Moorí en la Fundación Joan Miró, de Barcelona, seguirá abierta hasta el 6 de febrero de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress