Miércoles, 22 de diciembre de 2010
Aclarada la autoría

El "Felipe IV", del Metropolitano de Nueva York, es obra de Velázquez

[Img #4366]Tras haber sido sometido a una minuciosa labor de restauración y limpieza para recuperar su estado original, el retrato “Felipe IV”, del Metropolitano de Nueva York, que en 1973 fue atribuido a un discípulo de Velázquez, ha vuelto a considerarse obra del maestro sevillano. Se trata de un cuadro de 2,10 metros de altura adquirido por el museo neoyorquino en 1910 como obra de Velázquez. Una de las realizaciones del primer periodo velazqueño en la Corte madrileña, datada en 1624, cuando pintó además de este retrato el del Conde Duque de Olivares que se conserva en el Museo de Arte de Sao Paulo, Brasil, y el del noble don García Pérez de Araciel y Rada en paradero desconocido, conjunto por el que cobró 800 reales.

Para el responsable de Pintura Europea del MET, Keith Christianses, es la obra de “uno de los más grandes pintores de la tradición occidental–, y un retrato real, por si fuera poco- es recuperado”. Recuperado y considerado en su justo valor. Porque es un lienzo que cuenta con todos sus créditos. Y eso se pone de manifiesto en el libro “Velázquez”, de José Camón Aznar, escrito mucho antes de que los ‘expertos’ de 1973 demostrasen sus carencias. Camón Aznar dice que “el retrato del Museo Metropolitano de Nueva York, de 1624, nos da la clave para afirmar que este cuadro del Prado (se refiere al otro retrato de “Felipe IV”) se repintó sobre el original, del cual es copia, aunque hecha por el propio Velázquez, ese cuadro de Nueva York…”.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress