Amalia García Rubí
Domingo, 30 de enero de 2011
Madrid

“Artefactos”, esculturas recientes de Susana Solano en Distrito 4

[Img #4749]Los trabajos más recientes de Susana Solano, algunos creados específicamente para esta exposición titulada Artefactos, giran alrededor de la línea curva y las formas blandas e irregulares en un solo plano o en varios planos superpuestos (como la titulada “A Philip Guston”, con claras alusiones a la obra del pintor norteamericano). Acompañadas de estudios previos en papel, estas piezas de suelo y pared, en aluminio y acero inoxidable, remachadas, soldadas o ensambladas, componen un todo donde las partes se interrelacionan con el espacio al mismo tiempo que acentúan su independencia física. La muestra se abre con una gran escultura instalación perteneciente a su serie “Baalbeck”, de 2008, cuya impactante y al mismo tiempo aleatoria presencia oscila entre lo abstracto y lo objetual.

Susana Solano es junto a Eva Lootz, Adolfo Shlosser, uno de los grandes nombres de la escultura española contemporánea, ligado indiscutiblemente a la renovación del arte tridimensional a principios de los ochenta. Su lenguaje está basado desde entonces en la ductilidad y multiplicidad interpretativa del material industrial así como en las ideas derivadas de la escultura minimal estadounidense relativas al agrandamiento del tamaño de la obra y su extensión más allá de los límites tradicionales del espacio escultórico integrándose a menudo en el entorno arquitectónico o natural. Todo ello basado en una manipulación de la materia prima reducida a lo esencial; así como en la expresión mínima de la forma con claras referencias a lo funcional descontextualizado en significados a menudo surrealistas.

Nacida en Barcelona en 1946 y formada en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad, donde ejerció la docencia, Susana Solano se inició en la pintura pero poco tiempo después optó por el campo de la escultura, una disciplina donde pronto despuntó como referente fundamental de los nuevos discursos formales, acudiendo en los ochenta a importantes eventos internacionales como la Documenta de Kassel, las Bienales de Sao Paolo y Venecia, etc.

En su ya dilatada trayectoria artística, la versatilidad creativa ha jugado siempre un importante papel, haciendo de la aparente frialdad de algunas de sus instalaciones y piezas escultóricas, auténticos soportes de comunicación humana. La doble lectura, el sentido poético a menudo irónico de muchos de sus trabajos, convierten la obra de Solano en un entramado de evocaciones personales que fluctúan entre el sentimiento íntimo y la semiótica colectiva. A menudo, la particularidad de esos mensajes traspasa la barrera de lo concreto para transferir sus contenidos a conceptos universales en torno a la belleza, el arte, la vida y la muerte…

(Galería Distrito 4, c/ Conde de Aranda 4, hasta el 12 de marzo). http://www.distrito4.com/

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress