Domingo, 20 de febrero de 2011
Del 21 de febrero al 29 de mayo

El Museo Picasso Málaga presenta “Kippenberger miró a Picasso”

[Img #5123]Kippenberger se interesó por las fotografías que David Douglas Duncan realizó del pintor malagueño en los años sesenta, y de otras, las realizadas posteriormente a su viuda, Jacqueline Roque, en 1973, fotografías que le inspiraron la serie de óleos “Jacqueline: los cuadros que Pablo ya no pudo pintar”, de 1996, que forman parte de la exposición abierta con el título de “Kippenberger miró a Picasso” en el MPM comisariada por Eva Meyer-Hermann, organizada con medio centenar de trabajos entre pintura de gran formato, dibujos y esculturas, así como una selección de más de 60 libros de artistas y catálogos, además de 36 carteles diseñados a lo largo de su carrera.

El artista alemán propone una reflexión acerca de los temas comunes a ambos creadores, como es la pérdida, el reflejo de la experiencia personal en el arte y el retrato como género. En este sentido, se incluye en la selección presentada en Málaga, obras del complejo “Medusa”, 1996, en la que el autor germano lleva hasta el límite el concepto del autorretrato como representación trágica de la propia existencia.

Martín Kippenberger (Dormunt, 1953-Viena, 1997) residió en España en los años ochenta, y fue precisamente durante su estancia en la localidad sevillana de Carmona cuando, en 1988, desarrolló una especial relación con la obra de Pablo Picasso, atracción que le llevó a pintar la serie ‘Sin título’, de la que parte de ella se presentan en esta exposición titulada “Kippenberger miró a Picasso”, abierta en el Museo Picasso Málaga del 21 de febrero al 29 de mayo de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress