13-03-2011

“Picasso, Miró y Dalí”, el nacimiento de la Modernidad, en el Palacio Strozzi de Florencia

Enviar por email

[Img #5419]El año 1926, cuando Dalí tenía 22 años, visitó a Picasso, presentándose con un saludo de admiración: “Maestro, he venido a verlo antes de visitar el Louvre”. Este encuentro parece que solo se produjo en la fantasía de Dalí quien lo incluye en su ‘Vida secreta de Salvador Dalí por Salvador Dalí’. Pero sea cierta o inventado, el encuentro se inscribe en el clima surreal de la segunda mitad de los años veinte, ilustrados con obras como “Instrumentos musicales sobre una mesa”, de Picasso; “Pintura-Poema” de Miró; y “Arlequín”, además de “Academia neocubista (composición de tres figuras)” de Dalí.

La exposición “Picasso, Miró y Dalí. Jóvenes airados: el nacimiento de la Modernidad”, abierta en el Palacio Strozzi, comisariada por Eugenio Carmona y el suizo Christof Vitali, reune más de 60 piezas de los tres artistas españoles, además de un centenar largo de bocetos del cuaderno preparatorio de Pablo Picasso para realizar el cuadro “Las señoritas de Avignón”, de donde parte su caudal cubista, que abrió un nuevo venero en la Historia del Arte Universal. Se trata de una muestra en la que desde los últimos años veinte se repasa el trayecto picasiano y las aportaciones de otros dos artistas, que desde sus respectivas rebeldías, ahondaron en la modernidad hasta encontrar nuevos senderos innovadores.

[Img #5417]Eugenio Carmona, catedrático de la Universidad de Málaga, dice que “los tres tienen varios puntos en común. Para empezar, ninguno de ellos quiso ser pintor abstracto. Además, y en una época en la que se pensaba que la modernidad implicaba necesariamente la ruptura con el pasado, ellos consiguieron hacer un arte revolucionario sin renunciar a sus referentes culturales, a sus raíces. Y a eso hay que añadir que, en sus respectivos periodos de juventud, los tres prefirieron ir por libre”. Tras el primer capítulo ya apuntado, la muestra va descubriendo en cuatro salas realizaciones de Dalí como “Paisaje de Cadaqués, de 1920, y “Retrato de mi hermana”, año 1925; “Autorretrato” y “Las playas de Cambrils” de Miró. Para en un quinto ámbito descubrir el mundo picasiano desde su llegada a París: “Madre y niño”, “Arlequín y su compañera”, “Planchadora” o “Cabeza de mujer”, fechados en los primeros años del siglo XX.

Es una retrospectiva desde la segunda mitad de los años veinte que contempla el primer cuarto de siglo. Eugenio Carmona explica: “Decidimos empezar la exposición por el final porque es el momento en que coinciden los tres artistas. Y, a partir de ahí, remontarnos hacia atrás en el tiempo”.

La exposición “Picasso, Miró y Dalí. Jóvenes airados: el nacimiento de la Modernidad”, en el Palacio Strozzi, de Florencia, seguirá abierta hasta el 17 de julio de 2011.[Img #5416]

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS