Miércoles, 23 de marzo de 2011
Londres

Afganistán, cruces de caminos, muestra sus esplendores en el Museo Británico

Enviar por email

[Img #5552]Milenios antes de que los talibanes acabasen con las esculturas de los Budas tallados en la roca del valle de Banimayan, el territorio de la actual Afganistán se constituyó en eslabón de una ruta mercantil que desde China llegaba a Mesopotamia y Grecia, proporcionando un potencial cultural y económico, que la exposición “Afganistán, encrucijada del Mundo Antiguo”, abierta en el Museo Británico, pone de manifiesto a través de unos 200 tesoros de las colecciones del Museo Nacional, de Kabul, presentados en cuatro secciones, que corresponden a un largo periodo, anterior a la conquista y dominación musulmana.

La exposición se abre con el tesoro encontrado entre los años 1937 y 1978 en Tepe Fullol, con numerosas piezas de oro datadas 2.000 antes de nuestra Era; sigue un segundo ámbito que corresponde a la época de Alejandro Magno y la colonia griega asentada en Ai Khanoum. Y siguiendo los pasos de la historia (prehistoria) se informa en un tercer espacio de la invasión de los nómadas que formaron la civilización de Kushan. La última sección exhibe objetos de la población nómada; objetos de seis tumbas encontradas en Tillya Tepe, entre ellos joyas y diseños geométricos, broches y gemas. Y una corona de princesa nómada.

Entre estas piezas puede verse un conjunto de 20 incrustaciones en marfil policromado del siglo I a de nuestra Era, robadas del Museo Nacional de Afganistán entre 1992 y 1994 que, tras ser restauradas en Londres, volverá a Kabul una vez se clausure esta muestra, “Afganistán, encrucijada del Mundo Antiguo” en el Museo el Museo Británico, el 3 de julio de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress