Miércoles, 30 de marzo de 2011
Bacelona

Gao Xingjian expone poemas pintados con tinta en la Galería Senda

[Img #5636]Gao Xingjian, pintor, escritor galardonado con el Premio Nóbel de Literatura el año 2000, presenta 15 obras realizadas con tinta china sobre tela en la Galería Senda, en las que, desde su tradición milenaria, agrega las circunstancias del camino incorporando: la luz, el color y la dinámica e innovación del arte contemporáneo occidental. En un texto titulado “Mi España”, escrito por Xingjian con ocasión de la presentación de su obra en el Museo Reina Sofía, de Madrid, a comienzo del año 2002, escribió: “Para un pintor lo más importante es buscar su propio estilo y su propio lenguaje plástico. Es el caso de Picasso. Sus innovaciones han atraído a innumerables seguidores... lo oriental y lo occidental no son fronteras para los artistas. Si el arte toca el fondo de los sentimientos humanos, el eco que levanta supera a toda la nación, a toda época”.

Para él la pintura es su primera profesión, de la que he vivido. “Y la literatura ha sido, agrega, mi lujo, mi hobby”. La única relación que las pinturas puedan conservar de su interés por la escritura, es, quizá, el uso de la tinta china, que vincula el uso milenario que la cultura china ha hecho del arte de la caligrafía. Sin embargo, el uso que hace de este material no remite ni a palabras ni a conceptos, porque lo que pretende despertar son los sentidos. Sus pinceladas, su gesto espontáneo, exploran las posibilidades matéricas de la tinta. La intencionada ausencia del color, confiere al blanco y al negro la calidad de la luz y la sombra en todas sus pinturas. Lo sensorial se traduce, pues, en formas imprecisas que fluctúan entre la figuración y la abstracción.

Gao Xingjian (China, 1941) empezó a pintar en la infancia, actividad que se abre al campo literario escribiendo narraciones y poemas, obras de teatro y hasta trabajos musicales; fue traductor de francés y guionista en el Teatro Popular de las Artes de Pekín. Pero sus obras “La señal de alarma”, del 1982, y “La estación de autobús”, del año siguiente, no gustaron al régimen comunista y Gao Xingjian padeció un acoso que le llevo al exilio, refugiándose en Francia donde se le concedió la nacionalidad francesa.

Sus pinturas nacen de la complejidad de la existencia, del desasosiego, la soledad y la espiritualidad del ser humano, todo imposible de explicar. De ahí el porqué su búsqueda se orienta a intentar expresarla a través de las tintas. Porque si existe algo que Gao valora por encima de todo, es la libertad del individuo, lo único que le permite la desalineación y distinción respecto de la masa. Y es precisamente cuando el espectador ejerce su derecho al juicio estético, lo que éste puede sentir y comprender desde su propia subjetividad observando los que el artista proyecta en sus pinturas.

Pinturas de Gao Xingjian, exposición “Noveaux encres”, abierta en la Galería Senda, de Barcelona, hasta el 31 de mayo.[Img #5637]

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress