Viernes, 8 de abril de 2011
Castellón

El escultor Eduard Cortina expone en la Sala Pictograma

[Img #5732]La exposición se titula “A pél”. Pero en sus obras el escultor Eduard Cortina va mucho más allá de la superficie al buscar en su talla los múltiples indicativos que las formas plantean en una veintena de piezas, de mediano y pequeño formato, elaboradas principalmente en madera de ciprés y sabina; y algunas en abedul y ukola, donde prescindiendo de elementos extraños, se basa en las propiedades físicas del árbol para trazar, con esta materia natural, formas que nos sitúan en el límite en que lo racional y lo místico se elevan como totems, advirtiendo representaciones, fetiches, e indicativos que jalonan el tránsito desde el remoto impreciso al tiempo actual.

Eduard Cortina (Godella, 1955) es un artista que basa su trabajo en la manipulación directa de la materia que entra en su proyecto, en este caso, del tronco que prepara, sierra, talla y pule, buscando las marcas de la superficie y los huecos, nudos y vetas para indagar en cualquier detalle señales que llegan como alcances expresivos. Dice el catedrático de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, Manuel Silvestre, que “el resultado son unas formas espectaculares y nada gratuitas, pues son el fruto de un proceso lento y calculado, tratando de armonizar  el trabajo especulativo de la creación con un respeto máximo por los caprichos de la naturaleza, por la que siente una especial inclinación”

Y agrega: “Esta vez Eduardo nos propone una nueva ruta, un paseo por las alturas con un recorrido marcado por el paso firme, tenaz y solitario del creador, pero no exento de aventura y complicidad”; en esta muestra titulada “A pél”, en la Sala Pictograma de Castellón, Plaza de la Muralla Liberal 1, hasta el 11 de mayo de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress