José Pérez-Guerra
Sábado, 9 de abril de 2011
Desde Gao Xingjian a Jaume Plensa

A la Sociedad Civil corresponde la acción cultural. El Estado está para administrar la ‘cosa común’

Enviar por email

[Img #5753]El pintor chino Gao Xingjian, Premio Nobel de Literatura que actualmente expone en la Galería Senda, de Barcelona, ha declarado en una entrevista concedida al diario El Mundo: “Yo preconizo un arte y una literatura que vayan más allá de la política. El artista tiene que reflexionar y expresarse independientemente, sin someterse a políticas”. Y el escultor barcelonés Jaume Plensa afirma desde Inglaterra en otra entrevista publicada en ABC, donde protagoniza una exposición en el Yorkshire Sculpture Park, de Wakefield: “Creo que la cultura debe estar basada en lo privado... un artista nunca debe intentar ser mantenido por nadie, porque peligra su libertad en la creación”.

Son dos opiniones entre muchas ante la oficialización del arte, tan al servicio de quien paga, como se pone de manifiesto en programas expositivos tan en las ondas de la ‘memoria histórica’ y de ‘la alianza de las civilizaciones’. Y en esa línea de controlar la política cultural se ha redactado un documento encaminado a lograr un pacto de Estado que, por tener, ya tiene su “comité de sabios”. Mientras el Ministerio de Cultura se afana en lograr el consenso entre las Comunidades Autónomas, porque el ejercicio de estas cuestiones está transferido, el Pleno del Congreso rechazó con los votos socialistas y comunistas-verdes, la tramitación de una proposición de ley para modificar el régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y los incentivos fiscales al mecenazgo.

La proposición de ley señalaba el necesario protagonismo de la sociedad civil en la acción cultural. Protagonismo natural porque la producción artística, como la literaria, entra de lleno en la división del trabajo y en la corresponsabilidad de los entes sociales que intercambian y progresan. Es, pues, en el espacio privado, donde las personas libres proyectan, buscan, trabajan y logran; dinámica intelectual que permite superar los retos del camino y alcanzar metas. Al sector público se le encomienda articular escenarios de entendimiento con una legislación clara y de obligado cumplimiento, en especial por las diversas administraciones públicas que deberían dar ejemplo. Y administrar responsablemente los bienes comunes, con la infraestructura social necesaria desde presupuestos solidarios. Buscando la igualdad de oportunidades. Todo, desde un triángulo básico formado por la seguridad, la enseñanza y la sanidad.

Noticias relacionadas
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress