Martes, 19 de abril de 2011
Gijón

Jovellanos, exposición de su bicentenario en el Palacio de Revillagigedo

[Img #5873]Gaspar Melchor de Jovellanos es una figura señera de la Ilustración española que posibilitó el advenimiento de la Nación española desde el surco del Reino absoluto, en el que trato de modernizar la economía y la realidad de un país necesitado de reformas; pero en Asturias es algo más: constituye el símbolo vivo y omnipresente de la región. Su nombre rotula calles y plazas, institutos e instituciones y forma parte del imaginario colectivo como materialización de aspiraciones irrenunciables. Ahora, al cumplirse el bicentenario de su fallecimiento, Acción Cultural Española (AC/E), el Ayuntamiento de Gijón y Cajastur le dedican la exposición conmemorativa “La luz de Jovellanos”, abierta en el Palacio de Revillagigedo, comisariada por el Instituto Feijoo de Estudios del siglo XVIII de la Universidad de Oviedo.

Una muestra con 256 piezas procedentes de 80 bibliotecas y archivos públicos y privados, en la que destacan retratos no solo de Jovellanos sino también de coetáneos, así como memoriales, informes, libros y otra documentación de la España que vivió, junto a piezas diversas que nos sitúan en un ambiente innovador. En el recorrido puede contemplarse “Retrato de Gaspar Melchor de Jovellanos”, óleo sobre lienzo pintado por Francisco de Goya en 1798, prestado por el Museo del Prado; y otro cuadro, “Retrato de Jovellanos, con el arenal de San Lorenzo al fondo”, óleo sobre lienzo también de Goya realizado anteriormente, entre 1780 y 1783, del Museo Nacional del Colegio de San Gregorio, de Valladolid, que está depositado en el Museo de Bellas Artes de Asturias.

Además de estos dos retratos, en la exposición se muestran el “Retrato de Juan Meléndez Valdés”, realizado por Goya, óleo perteneciente a la Colección Banesto; el “Retrato de doña Maria Francisca de Sales Portocarrero, condesa de Montijo”, óleo  de Andrés Calleja, de 1767, de la Colección Duquesa de Alba; y el “Retrato de Manuel Godoy y Álvarez de Feria, Príncipe de la Paz”, óleo de Antonio Carnicero que data de 1795-1796, del fondo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid.

Entre la documentación destacamos la Memoria en defensa de la Junta Central, de Jovellanos, 1811, tiempo de la Guerra de la Independencia, de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo; y el manuscrito del Informe en el “Expediente de la Ley Agraria”, de Jovellanos, prestado por el Ayuntamiento de Gijón. Todo ello en la exposición “La luz de Jovellanos”, abierta en el Palacio de Revillagigedo, de Gijón, hasta el 4 de septiembre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress