Martes, 21 de junio de 2011
Miengo (Cantabria)

Eduardo Gruber lleva su “Mayer´s Collection’ a la sala Robayera

[Img #6588]En las antiguas escuelas de Cudón, sede de Robayera, Eduardo Gruber ironiza sobre lo que es y no es pintura, en una especie de ‘tour de force’ con Magritte al fondo, a través de un tomate que aparece suspendido entre planos a modo de puertas del tiempo con un fuerte cromatismo. O bien la perspectiva es objeto y sujeto de muros, ventanas, estancias, ciudades y alusiones temporales. Asimismo exhibe piezas ya conocidas como el óleo de gran formato “La última cena” con el rostro de Buñuel en el centro...

La exposición, que abre la temporada de verano en la sala Robayera, presenta una serie de óleos sobre tela, papel, collage y carbones, en los que se reflejan una diversidad creativa, así como la coherencia discursiva y, a su vez, una reivindicación icónica y reflexiva que Eduardo Gruber (Santander, 1949) viene exponiendo en los últimos años sobre el dibujo y la pintura. Un paso más demostrativo de su itinerario; su progresión impulsada por el trabajo, la búsqueda experimental y el conocimiento de materiales y técnicas, tanto tradicionales como emergentes.

Iba para Ingeniero de Caminos y decidió ser pintor, formándose en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid. Y desde el primer momento se afana en el mundo del grabado y sigue con la ilustración para encaran nuevos desafíos en un discurso pictórico donde aparecen incorporados materiales metálicos, como su buscase un cuerpo para la obra. Obra extensa, en la que el trampantojo y las huellas trazan ‘corpus’ sustanciales entre lo real y lo surreal, la materia y el espíritu de cuanto contemplamos o barruntamos. Y en esa dinámica hay que situar la exposición “Mayer´s Collection” de Eduardo Gruber, en Robayera, sala municipal de Miengo, Cantabria, que se mantendrá abierta hasta el 30 de julio de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress