Lunes, 8 de agosto de 2011
(Huelva)

Aguilera, “Tres Generaciones” en el Patio Mudéjar del Ayuntamiento de Ayamonte

Enviar por email

[Img #7062]Rafael Aguilera era un mozalbete cuando observaba a Joaquin Sorolla pintando su tierra y su mar para una crónica del paisaje español destinada a la Hispanic Society de Nueva York. Y desde entonces, su afición por el dibujo se fue tiñendo de colores, hasta el punto de -desde su cercanía- convertirse en reportero de una ciudad, y alrededor, donde el río Anas ha sido/es frontera y lugar de encuentro, y litoral de un Atlántico que empapa la proyección hispana en el mundo. Pintor de retratos y de paisajes desde un temperamento sobrio que alcanzaba las honduras de lo sensible. Naif o ingenuidad repleta de ingenio, y siempre dejando una impronta de su mirada.

Con Rafael Aguilera (1903-1998) se inicia una dinastía en la que figuran su hijo Florencio (1947) y su nieto Chencho (1975), un triángulo artístico cuyo basamento es la crónica territorial y humana; el retrato de lugares comunes desde la aproximación de cada cual, pinturas que se muestran en una itinerante titulada “Tres Generaciones”, comisariada por el profesor Enrique Valdivieso, abierta en Ayamonte, desde donde pasará a la Sala Santa Inés, de Sevilla, de febrero a marzo del año que viene; luego a los espacios QCC Art Gallery, de Nueva York, de octubre a enero de 1913 y ya en la primavera de ese año clausurarse en Madrid.
[Img #7063]El pasado fue Rafael Aguilera; el presente es desde hace algunos años Florencio Aguilera con una pintura impulsiva en la que la descripción se enriquece con nutrientes cromáticos hasta lograr una expresión exuberante y a la vez austera, [Img #7064]donde el costumbrismo deja al descubierto el clima imperante. De ahí que el comisario, Enrique Valdivieso, señale que “ciertamente este artista en su espíritu creativo no esconde nunca la herencia artística que recibió de su padre que él ha administrado sabiamente y que ha potenciado de forma pródiga en el presente”.

Y Chencho Aguilera, hijo y nieto, un futuro que traza desde su presente con dibujos donde deja constancia de una arraigada personalidad y de sus circunstancias generacionales; también en pinturas de concepción expresionistas en la que sus trazos amarillos, azules, rojos o verdes entonan los impulsos que abren tiempos, siguiendo la recurrencia de pintor-cronista. “Tres Generaciones”, inicio de una itinerante que se abre en el Patio Mudéjar del Ayuntamiento y tiene sus flecos en el Estudio-Museo Florencio Aguilera, de Ayamonte, hasta el 30 de septiembre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress