Martes, 13 de septiembre de 2011

“Muros de luz 011”, el proyecto creativo de Aitor Ortiz en el Museo Guggenheim Bilbao

[Img #7302]En 2008 el Museo Guggenheim Bilbao adquirió “Muros de luz 011”, una pieza realizada tres años antes por el artista Aitor Ortiz, perteneciente a una serie homónima en la que ya había trabajado. Con una base fotográfica obtenida en la cantera de mármol negro de Markina, Vizcaya, la obra de Ortiz se adentra en un lugar primigenio e inserta en él, espacios cuadrangulares de prístina luz blanca.

Para el artista bilbaíno, el contraste entre el volumen de piedra y el cubículo que construye representa un refugio mental. Un lugar inexistente; un símbolo inequívoco ‘del poder ordenador de la mente y del proyecto artístico sobre la materia prima’. Proyecto que al iniciarse el nuevo curso, el Museo incluye en su ciclo Laboratorios, en el que profundiza sobre el concepto de su colección permanente: “Muros de luz 011” enfrentados con otros trabajos de distintas épocas que son clave para desvelar su proceso creativo.

Desde su especialidad en Imagen y Sonido, Aitor Ortiz (1971) ha ido configurando una proyección audiovisual donde la fotografía es el ojo y la expresión del pensamiento. En 1994 protagonizó su primera exposición individual en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco, difusión de su obra que sigue en espacios de Durango, Córdoba, Madrid y Valencia, entre otros, hasta ser reconocida con diversos galardones, entre ellos el Gran Premio de la XXI Bienal de Alejandría, de 2001.

La muestra “Muros de luz 011”, abierta en el Museo Guggenheim Bilbao dentro del ciclo Laboratorios: miradas en torno a la colección permanente, se mantendrá abierta hasta el 13 de noviembre de 2011.

Noticias relacionadas
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress