Fuente: Obra Social ”la Caixa”
Lunes, 19 de septiembre de 2011

“La fiebre del oro. Escenas de la nueva burguesía” en CaixaForum Tarragona

[Img #7369]En su obra “La fiebre del oro”, Narcís Oller (Valls, 1846 - Barcelona, 1930) radiografió el ascenso económico y social de la nueva burguesía industrial y financiera catalana. Con esta novela como eje vertebrador, la Obra Social ”la Caixa” presenta una exposición en CaixaForum Tarragona que pretende ilustrar los cambios culturales que se experimentaron desde el último tercio del siglo XIX hasta principios del XX, y muestra la exquisita opulencia que tanto gustó a la nueva élite. Las obras seleccionadas para la muestra “La fiebre del oro. Escenas de la nueva burguesía” comprenden una veintena de artistas situados entre el realismo, el novecentismo y el modernismo -Masriera, Casas, Miralles, Ribera, Mestres y Cusachs, entre muchos otros- y proceden tanto de colecciones privadas como de algunos de los grandes museos de todo el Estado. En total la exposición incluye más de setenta piezas divididas en dos grandes ámbitos que siguen el hilo argumental de la novela de Oller.

La Obra Social ”la Caixa” presenta en el n uevo centro de CaixaForum Tarragona la exposición “La fiebre del oro. Escenas de la nueva burguesía”, que permite a los visitantes conocer la consolidación y el cambio de imagen de la clase burguesa en el último tercio del siglo XIX a través de la pintura catalana de la época.

Con el nombre de “la fiebre del oro” se conoce un período de la historia de Cataluña marcado por las inmensas ganancias económicas que desencadenó la llegada de la plaga de la filoxera a Francia y el aumento de las exportaciones de los vinos catalanes, hecho que tuvo como consecuencia perdurable la aparición de una nueva clase social, la burguesía industrial, que entre 1871 y 1885 vivió unos años dorados.

“La fiebre del oro” es también el título de una novela de Narcís Oller, publicada en tres entregas entre 1890 y 1892, que destaca por su carácter documental, por la vocación realista y porque se trata de uno de los primeros textos literarios que describen una burbuja especulativa y sus consecuencias en la vida de una ciudad. Oller fue el gran cronista de la vida catalana de aquellos años. Su literatura permite revivir los días más brillantes de la clase dirigente y, al mismo tiempo, tiene un carácter crítico contra los excesos del dinero ganado sin esfuerzo.

[Img #7371]El arte catalán de esta época, ya sea el denominado realista, modernista o novecentista, estuvo unido por un hilo general: la burguesía. A partir de obras de autores como Ribera, Masriera, Miralles, Casas, Mestres y Cusachs, y siguiendo el hilo argumental de la novela de Oller, la muestra pone de manifiesto el gusto de esta clase social por el arte, así como las nuevas costumbres que esta incipiente oferta cultural generó. Las obras expuestas resultan un compendio de su gusto, del arte que más les complacía, y un excelente documento histórico para conocer las escenas que protagonizaron, sus espacios y sus costumbres.

Así pues, con el pretexto de la novela, la exposición muestra cómo un sector de la población (la burguesía) se enriqueció y cómo, por primera vez, tuvo tiempo y dinero para destinarlos a «hacer cultura» y «moverse en sociedad». Este contexto creó una demanda de pintura que, ligada a un canon de exquisitez evidente, se ejecutó de un modo indiscutiblemente virtuoso y se convirtió en un claro reflejo de la realidad histórica.

La muestra, igual que la novela, se divide en dos grandes ámbitos: «La subida», que ilustra las nuevas costumbres sociales de la clase enriquecida, y «La caída», que reflexiona sobre las contradicciones y los peligros inherentes a ese momento histórico. La exposición incluye más de setenta piezas, entre las que también hay objetos de la época y documentos que permiten reconstruir el contexto histórico y la gestación de la novela de Oller: el reloj de la casa Garnier de los andenes, acciones de la Compañía General de Tabacos de Filipinas o del Banco de Barcelona, un borrador del argumento original de la novela, un cartel de la Exposición Universal de Barcelona de 1888 o un anuncio de champán francés.

La exposición reúne por primera vez una colección de pintura de la época de la fiebre del oro, con obras procedentes de colecciones privadas y de grandes museos públicos, como el Museo Nacional de Arte de Cataluña, el Museo del Prado, el Museo de Bellas Artes de Álava, o el Museo de Bellas Artes de Santander, entre otros. Están representados los maestros del realismo Antoni Caba y Venanci Vallmitjana; pintores de género como los hermanos Francesc y Josep Masriera, Manuel Cusí y Francesc Miralles, y artistas como Ramon Casas y Eusebi Arnau, que abrieron la puerta a una nueva sensibilidad.

La exposición “La fiebre del oro. Escenas de la nueva burguesía”, comisariada por Miquel-Àngel Codes Luna, se puede ver en CaixaForum Tarragona del 15 de septiembre al 20 de noviembre de 2011.[Img #7370]

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress