Viernes, 7 de octubre de 2011

El Ateneo de Madrid acoge pinturas y serigrafías de Evaristo Guerra

Enviar por email

[Img #7573]Una exposición presidida por el cuadro “Homenaje a la luz de Andalucía”, de Evaristo Guerra, aparece como el eje de múltiples encuadres de este artista malagueño que, a través de sus óleos y serigrafías, de reciente creación, transmite, en el Ateneo de Madrid, la luminosidad y los colores de unos espacios sentidos desde un realismo costumbrista, con mezcla ingenua y simbólica en las dimensiones idealizadas.

Porque Evaristo Guerra (1942), encauzado a la realización artística en su tierra de Vélez Málaga por el artista Morcillo, ha seguido a lo largo de su trayectoria esa mirada imaginativa, y primitiva, que contempla el paisaje como si fuese un conjunto a despuntar en alborada repleta de contrastes. Ahora en el Ateneo de Madrid presenta una veintena de obras, pinturas y la última serie serigráfica en la que puede seguirse de primera mano el proceso de elaboración, con la selección de colores.

Cuando tenía 20 años Evaristo Guerra se traslada a Madrid y desde la nostalgia pinta el paisaje de su memoria, tiempo, 1962, en que presenta su exposición individual en Málaga. En 1972 obtiene el Premio Nacional de Pintura para Jóvenes Artistas de la revista ‘Blanco y Negro’, reconocimiento que le impulsa a mantener sus ritmos de trabajo sin perder la orientación, que está marcada por su personalidad. Y en ese cauce se abre camino hacia paisajes encantados, itinerario que se sigue en la exposición abierta en el Ateneo de Madrid, hasta el 29 de octubre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress