Jueves, 20 de octubre de 2011

Obras de Eduardo Chillida inician en Seúl una itinerante por varias ciudades de Corea del Sur

[Img #7713]La Galería Shinsegae, de Seúl, acoge la primera etapa de una exposición itinerante con esculturas, grabados, collages y otras piezas de Eduardo Chillida (1924-2002) que, tras mostrarse en la capital, se exhibirá en otras ciudades surcoreanas como la portuaria Incheón, Gwangjiu, y Busan. La mayoría de las obras provienen del museo Chillida Leku, de Hernani (Guipúzcoa), que cerró el pasado 31 de diciembre de 2010 a causa de problemas económicos aún no superados.

Eduardo Chillida ha sido un artista visionario con mando en plaza. Y su obra es una de las grandes aportaciones al arte contemporáneo en la segunda mitad del siglo XX. Se inició en la Escuela de Arquitectura de Madrid, pero pronto busca en las artes plásticas otros caminos, por lo que aprende a esculpir en una academia privada. A final de los cuarenta reside en el Pabellón de la Escuela de España en la Ciudad Universitaria de París, coincidiendo con Palazuelo y otros artistas. Y es en la capital francesa donde su obra adquiere significado, cuando participa en la colectiva “Les Manis Eblouis” en la Galería Maeght, donde presentó “Metamorfosis”, que le abre el camino de la abstracción.

En 1958 obtiene el Gran Premio de la Bienal de Venecia; en el 61 el Premio Kandinsky... y Chillida utilizando materiales diversos, piedra, metales o madera, experimentando en el mundo del grabado, se instala en su propio surco y desde él alarga su propio destino con una obra singular que está presente en colecciones públicas y privadas de España y el extranjero; que tiene un núcleo importante en Chillida Leku aunque esté cerrado, y llega a Corea de Sur, con una obra que, en su primera estancia, Seúl, se mostrará hasta el 12 de diciembre, siguiendo una itinerancia que terminará el 2 de abril de 2012.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress