Martes, 15 de noviembre de 2011
Santa Cruz de Tenerife

La Fundación Cristino de Vera presenta en Canarias obras de Díaz-Caneja

[Img #7992]Una selección de 16 lienzos procedentes del Museo Municipal de Arte Contemporáneo y de la Fundación Díaz-Caneja, de Palencia, muestran en la Fundación Cristino de Vera las similitudes y diversidades de Díaz-Caneja y Cristino de Vera en el tratamiento, sobrio, del paisaje castellano, impregnados ambos por el carácter del maestro Vázquez Díaz que enseñó a ser pintor afirmando cada cual sus señas de identidad. Alumnos tan diversos como José Caballero, Rafael Canogar o Rafael Botí, entre otros.

La obra de Juan Manuel Díaz-Caneja, vinculada a la poética del silencio, se adentra en la corriente de la nueva valorización del paisaje que, desde finales de los años veinte del pasado siglo, desarrolló un nutrido grupo de artistas con el fin de resaltar la esencia de las tierras españolas. A él se debe una mirada más profunda, sensual y luminosa del horizonte de su tierra a través del lenguaje de vanguardia, que evolucionó desde una primera etapa experimental, donde las manchas de color bañan sus lienzos bajo la estética cubista, hasta una, postrera, que busca la esencia depurando aún más su pintura.

Díaz-Caneja (Pozo de Urama, Palencia, 1905-Madrid, 1988) llegó a Madrid con el propósito de estudiar Arquitectura, pero en el taller de Vázquez Díaz descubrió su verdadera vocación y se puso manos a la obra; estuvo un tiempo en la Residencia de Estudiantes, frecuentó el ambiente de la Escuela de Vallecas donde ejercían Alberto Sánchez y Benjamín Palencia, hasta que el año 1929 se traslada a París donde establece contactos con el círculo español de la Escuela de París: Bores, Viñes, Cossío, Manuel Ángeles Ortiz, de donde regresa con nuevas experiencias para proseguir un discurso que ya acusaba maneras propias.

Durante el periodo republicano mantuvo una posición activista que siguió durante la guerra civil y compromiso político en la posguerra, lo que le ocasionó la cárcel entre 1948 y 1951. Puesto en libertad reanuda su actividad artística exponiendo en la Galería Estilo, de Madrid, el mismo año 1951, en Museo Nacional de Arte Moderno, Madrid, en 1952; Galería Sur, de Santander en 1953..., dinámica que mantiene. En 1958 recibe el Premio Nacional de Pintura y posteriormente otros galardones: el Goya... y en 1980 el Gobierno le concede en Premio Nacional de Artes Plásticas. Su obra figura en numerosos museos y colecciones públicas y privadas españolas y extranjera, entre ellas las que han prestado las obras que forman la exposición abierta en la Fundación Cristino de Vera, de Santa Cruz de Tenerife, hasta el 28 de enero de 2012.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress