Viernes, 16 de diciembre de 2011

Carlos y Fernando Jiménez, dos pintores, padre e hijo, en el Centro Cultural San Clemente de Toledo

[Img #8320]La Diputación Provincial de Toledo presenta en el Centro Cultural San Clemente la exposición “Treinta y cuatro entre dos” en la que juega con las palabras y confronta producciones de padre e hijo -Juan Carlos Jiménez y Fernando Jiménez-, representes de dos generaciones de creadores y de aperturas tecnológicas, pero cercanos no solo por sangre sino también por esa concepción del arte, como expresión del ser humano y de la sensibilidad, si bien con lenguajes distinto y un uso llamativo de los recursos a su alcance.

Juan Carlos Jiménez es el padre, un pintor acreditado, doctor en Bellas Artes, catedrático jubilado que tiene en el paisaje y el bodegón unas referencias en las que luz y su capacidad innata de producir belleza, dejan constancias de una personalidad dentro de un oficio consolidado. Por su parte Fernando Jiménez, el hijo, es licenciado en Bellas Artes y destacado representante en el sector del diseño, también en la ilustración y la pintura, campos en los que ha obtenido numerosos galardones.

Son “Treinta y cuadro entre dos”. Es el trabajo cercano y a la vez diferente, no distante, de dos profesionales, padre e hijo, que presentan esta muestra inédita, con trabajos generado desde el conocimiento y la aplicación de técnica, en el Centro Cultural San Clemente, de Toledo, hasta el 26 de febrero d 2012.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress