José Pérez-Guerra
Sábado, 18 de febrero de 2012

Hace 300 años Cataluña se seguía considerando parte de España

[Img #9041]En una entrevista al periódico francés “Le Monde”, Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, ha dicho: “Pertenecemos por la fuerza al Estado Español desde hace trescientos años”. Con esta afirmación el señor Más se sitúa “menos cero” en Historia, simplemente porque eso no es verdad.

Hace 300 años se produjo un cambio de dinastía. El último Austria, Carlos II, al no tener sucesión directa deja la Corona de España a su sobrino Felipe de Borbón, duque de Anjou, nieto de la española Maria Teresa de Austria. Decisión muy tenida en cuenta por las potencias europeas que sienten el posible peso de Francia y España unidas por lazos familiares. Felipe de Borbón llega como Felipe V a Madrid donde, el 24 de noviembre de 1700, es proclamado rey. Y un año después, octubre de 1701, visita Barcelona donde recibe el homenaje de los tres brazos del Principado en una estancia que duró medio año.

El 15 de mayo de 1702 las potencias de la Gran Alianza (Inglaterra, Holanda, Austria...) declaran la guerra a España y Francia por estimar que el archiduque Carlos de Austria contaba con mas derechos para ocupar el trono español, iniciándose la llamada Guerra de Sucesión. En esta guerra el Principado de Cataluña apoya al pretendiente austriaco, y eso produjo el natural enfrentamiento con Felipe V. En esa contienda los estamentos catalanes, es decir, no los catalanes sino los “señores” que entonces tenían el poder sobre los catalanes (como ahora lo tiene el “señor Mas”), se inclinaron por uno de los bandos que luchaban por la Corona de España; simplemente apostaron por el bando perdedor. Y por otra parte, ¿acaso Cataluña hubiese sido independiente si el pretendiente austriaco finalmente hubiese logrado la Corona de España?.

La Historia de España empieza tras la llegada de los romanos a Ampurias, cuando ocupan el litoral para continuar su marcha hacia el sur y acabar con sus enemigos cartagineses. Fue cuando trazaron el primer Mapa, llamando al territorio peninsular Hispania. Primera Hispania, de Ampurias a Barcino y Tarraco, demarcación Citerior se extiende por el litoral mediterráneo  abriéndose sitio en la Ulterior; la Hispania que se afirma en el Imperio, sigue con el Reino Visigodo y perdura con las Marcas Hispánicas que amplia fronteras.

En la Edad Media, cuando se luchaba para reconquistar Hispania del poder musulmán, surgen términos que definen, y toponimias ajustadas al terreno, entre ésta Montañeses o Navarros (la geografía), Castellanos y Catalanes (poblaciones que viven muy en torno a los castillos por los avatares de la guerra), pero todas ellas señalan partes territoriales dentro del conjunto Hispano. Hispania, la N y la I, formando la Ñ, de España. Como Catalonia/Cataluña, porque las interrelaciones de los pueblos ibéricos empiezan a producirse en la prehistoria y se mantienen a lo largo de dos milenios.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress