Jueves, 29 de marzo de 2012
Nueva selección de piezas para la remodelada sala permanente

El arte de Anglada-Camarasa en CaixaFórum Palma

[Img #9521]En 1988 la Obra Social ‘la Caixa’ compró a los herederos del pintor Hermen Anglada-Camarasa una amplia representación de su obra, colección integrada por 328 piezas y 194 objetos personales que, en CaixaFórum Palma, ocupa un espacio preferente en el edificio del antiguo Gran Hotel, diseñado por el arquitecto Doménech i Montaner, convertido en centro de estudio y divulgación de la obra de este pintor barcelonés, así como de sus contemporáneos y las artes decorativas del modernismo.

CaixaForum Palma dispone desde 1993 de un espacio permanente para la obra de este artista señero. Colección Hermen Anglada-Camarasa que, el año 2003, fue declarada Bien de Interés Cultural. Espacio en sala recientemente renovada donde se presenta la muestra -“Colección Hermen Anglada-Camarasa de la Fundación”-, selección realizada por la comisaria Silvia Pizarro que, la estructura en tres ámbitos: Primero, ‘París, cambio de siglo’, con un trabajo primerizo en el que la figura femenina adquiere máxima relevancia, con vestidos vaporosos, sombreros espectaculares y siluetas etéreas.

El recorrido continúa con una segunda parte: ‘Escenas y danzas gitanas’, un tema que inicia en París y será motivo recurrente a lo largo de su trayectoria, con apuntes y dibujos que darán forma a figuras de grandes composiciones, como “El tango de la corona” que se puede ver en la sala. Y, por último, ‘Paisajes’. Cuando llega a Mallorca desde París, al iniciarse la I Guerra Mundial, el paisaje aparece en sus realizaciones como una obsesión. Tanto que centra su pintura hacia el alrededor percibido, tierra, rocas y el mar de la bahía de Pollença, hasta hacer del paisaje una seña de identidad.

Herman Anglada-Camarasa (Barcelona, 1871-Pollença, 1959) se formó en la ‘Llotja’ donde fue alumno de Modest Urgell. Tras ese primer periodo en su ciudad, muy en la cercanía del grupo “Els Quatre Gats”, en 1897, marcha a París y reanuda sus estudios en la Academia Colarossi; vuelve a España, y tras una corta estancia en Valencia, regresa a París, se instala en Montmartre, y entra en el círculo de los grandes maestros, entre ellos Picasso, periodo en el que participa en la organización de los Salones de Otoño, y expone junto a los artistas de la Secesión de Viena.

Cuando se inicia la I Guerra Europea, que salpica al mundo, el pintor se instala en Pollença hasta 1939, que se exilia en Francia, de donde vuelve a Mallorca en 1948, entregándose de lleno a la producción artística. En 1894 expuso en la Sala Parés, de Barcelona, a partir de esa primera cita la obra de Anglada-Camarasa se dio a conocer en Paris, Madrid, Berlín, Buenos Aires, Washington, Nueva York... Era un maestro admirado en todo el mundo que ha legado un importante patrimonio, parte del cual se presenta en la exposición permanente de CaixaFórum Palma.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress