Domingo, 1 de abril de 2012

El Museo Arqueológico de Alicante presenta “Los tesoros de los bárbaros”

[Img #9537]En el siglo III el Imperio Romano sufría el acoso de los pueblos bárbaros que atacaban detrás de las fronteras para saquear sus villas y debilitar las defensas, estrategia que se mantiene en el tiempo hasta su caída. La exposición ‘Los tesoros de los bárbaros”, presentada por el Museo Arqueológico de Alicante tras con acuerdo con el Museo Histórico del Palatinado, de Espira, Alemania, con el patrocinio de la Fundación Cajamurcia, muestra unas 600 piezas que incluyen desde herramientas a elementos ornamentales procedentes del expolio causado por germanos, francos y jutungos. Un botín transportado en carros que a veces quedaba hundido al vadear los ríos, como es el caso del llamado Tesoro de Neupotz, integrado por 1.100 piezas.

Muchas de las armas, joyas, objetos religiosos y vajillas de la exposición, comisariada por Richard Petrovszky, proceden de tos territorios romanos de Germania, las Galias y hasta de Hispania, datadas en el siglo III, que se han conservado precisamente por haber quedado enterradas en un cauce fluvial. El comisario Petrovszky dice que se encontraron “de forma casual” cuando se excavaba en el Rin para sacar grava, el año 1960.

Se trata de un conjunto único porque, como ha señalado el arqueólogo Manuel Olcina, las piezas de metal eran generalmente fundidas para producir otras de distinta utilidad. Este conjunto de 600 piezas, que forma parte del Tesoro de Neupotz, conservado en el Museo Histórico del Palatinado, Alemania, seguirá en el Museo Arqueológico, Marq, de Alicante, hasta el 15 de octubre de 2012.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress