Lunes, 14 de mayo de 2012
Guadalajara

“El mundo como un holograma”, dibujos de Angélica Monge en la Sala de Ibercaja

[Img #10022]Desde la imaginación y el conocimiento, Angélica Monge pinta ‘el mundo como un holograma’; donde la naturaleza señala su dimensión abierta al más allá, en unos trabajos realizados a lápiz acuarelable, grafito, tinta y carbón. Una realidad solo conocida en parte, pero que se alarga en una dinámica sujeta a una ecuación cuyo resultado pertenece al lado oculto de la vida.

Tal vez por eso, Angélica Monge, tras licenciarse en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid, cuando había estudiado música en el Conservatorio de Guadalajara, ha realizado un Máster sobre Obra Gráfica y otro sobre Animación Audiovisual, para seguidamente cursar Física como campo de investigación conexo con el artístico, y Ciencias Puras en la UNED. Y es que la artista traza su proyecto impulsada por su libre albedrío e intenta sustentarlo aunando conocimientos, tanto en la naturaleza como en las leyes físicas que marcan los ritmos, y en la química latente entre razón y sentido. Como sumando de ascética y mística; dibujando detalles, apuntando lo que no puede expresar.

Angélica Monge (1977) presentó el año 2009 su primera individual -“Me subo por las paredes”- en el Colegio de España, de París; y posteriormente otra en el Museo de Albacete. Ahora expone sus series, “El mundo como un holograma”, en la Sala de Ibercaja, de Guadalajara, Capitán Arenas 5, hasta el 8 de junio de 2012.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress