Fuente: MNAC
Miércoles, 18 de julio de 2012

El MNAC restaura “La conversión de San Pablo”, de Juan Bautista Maíno

[Img #10738]En el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), tras un largo proceso de investigación y restauración, que se ha podido llevar a cabo gracias al patrocinio de BNP Paribas y su Fundación, los expertos del museo han podido identificar “La conversión de San Pablo” como una de las pocas obras que se conservan del pintor natural de Pastrana Juan Bautista Maíno, uno de los introductores en España de la cultura figurativa de Caravaggio y del círculo de pintores activos en Roma a principios del s. XVII.

Con el objetivo de explicar al visitante la nueva atribución y, el exhaustivo y delicado proceso de restauración al que ha sido sometida, “La conversión de San Pablo” se expone en una sala propia, junto con una pintura preparatoria procedente de una colección particular, una radiografía que muestra su estado antes de la intervención, y un video que explica el proceso de restauración de la tela.

“La conversión de San Pablo” ingresó en el antiguo Museo de Arte de Cataluña, tras ser adquirida en 1952 y, ahora, confirmada su autoría, pasa a completar el catálogo de Juan Bautista Maíno (1581-1649). Otra de las 44 obras del autor, el “Retrato de Fray Alonso de Santo Tomás”, que actualmente se está expuesto a las salas de arte barroco del museo, forma parte de la colección del MNAC.

La investigación realizada por el equipo de conservación del museo ha permitido identificar en “La conversión de San Pablo”, los principales y más representativos aspectos que definen la obra de Maíno:
• La influencia de Caravaggio, especialmente en cabello de los ángeles o en el aspecto severo del rostro de Jesús.
• La pincelada enérgica de las nubes.
• Los haces de luz en sentido diagonal que crean efectos lumínicos artificiales, de una gran eficacia poética.

Cabe destacar que ha sido fundamental en el proceso de atribución, la comparación con una pintura, que también representa el episodio bíblico de la Conversión de san Pablo, que se considera preparatoria de la del MNAC y, que ha evidenciado la interrelación entre ambas obras y, en consecuencia la tesis de la atribución a Maíno.

“La conversión de San Pablo” presentaba un grave estado de degradación, consecuencia del incendio que sufrió el despacho del Ayuntamiento de Barcelona donde se encontraba el año 1985. Las consecuencias del siniestro sobre la obra y las intervenciones anteriores sobre la misma, hacían necesario un proceso de restauración profundo y cuidadoso, que ha sido posible gracias al patrocinio de BNP y su Fundación.
La intervención de restauración ha brindado la oportunidad de analizar los materiales de la obra y poder caracterizar la técnica utilizada por el pintor. Los pigmentos y la manera de aplicarlos para obtener los tonos más adecuados y los efectos de luz perseguidos, así como la composición química de la preparación terrosa, coinciden con los que se han identificado en otras obras de Maíno analizadas por el laboratorio del Museo del Prado con ocasión de la exposición dedicada al pintor (2009-2010).

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress