Martes, 11 de septiembre de 2012
(Francia)

El Museo Toulouse-Lautrec, de Albi, entra en función tras 11 años de reformas

[Img #11073]El Palacio de la Berbié, levantado en el siglo XIII para sede del arzobispado a la vera de la catedral de Albi, acoge el Museo Toulouse-Lautrec, que acaba de reinagurarse tras las obras de remodelación realizada a lo lardo de 11 años, en las que el Consejo Regional del Midi-Pyrénees, lindante con la frontera española, ha invertido 38 millones de euros, inversión que refuerza la oferta cultural de Albi, célebre por ser el epicentro de los albigenses, próximos a los cátaros, cristianos exterminados por el cristianismo católico cuando Roma, alma del Imperio Romano y Germánico, impuso la fe y los ritos únicos utilizando la fuerza.

El museo acoge un millar de piezas catalogadas del pintor Henry-Marie Raymond de Toulouse-Lautrec (1864-1901 de las que se exponen varios centenares que reflejan, no solo el Paris alegre y confiado de su tiempo, sino sus amarguras por la enfermedad genética que atenazaba sus huesos. La comisaria-jefe del museo, Daniéle Devynck, ha recordado que “A la muerte del artista, en 1901, y cumpliendo con sus deseos, sus padres ofrecieron las obras a muchos museos parisinos, que las rechazaron con desdén”. Porque los dibujos y pinturas del aristócrata Toulouse-Lautrec, que recogían el ambiente de burdeles y tabernas no eran valorados. Sus padres, desanimados, “confiaron la misión a su primo Gabriel Tápie de Celeyran, que negoció con el recién creado Museo del Palacio Episcopal. Se acondicionaron nuevas galerías para la donación familiar y el gesto de los condes impulsó a amigos del pintor y coleccionistas anónimos a ceder cuadros o carteles”, según ha señalado Daniéle Devinck.

En el hoy llamado Museo Toulouse-Lautrec figuran piezas de su primera etapa, retratos como el de su madre “Condesa Adele”, y carteles y pinturas de un modernismo con escenas mundanas captadas directamente en el Folies Bergére o el Moulin Rouge. Toulouse-Lautrec era un excelente dibujante desde el punto de vista técnico que recogió el ambiente de un París divertido y golfo en los últimos años del siglo XIX.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress