Viernes, 28 de septiembre de 2012
Francfurt (Alemania)

"El Romanticismo negro. Desde Goya hasta Max Ernst", en el Museo Stadel

[Img #11265]La cara oscura del Romanticismo, al que se anticipó Francisco de Goya en sus pinturas y grabados, se descubre en una exposición sobre el Romanticismo negro que continúa en movimientos como el Simbolismo y el Surrealismo, con más de dos centenares de obras prestadas por instituciones como el Museo del Prado, de Madrid; Louvre y Orsay de París, e Instituto de las Artes de Chicago. Muestra que, señalan los organizadores, narra “con insistente soledad y melancolía, pasión y muerte, fascinación y horror… la irracionalidad de los sueños”. Y apuntan que “los mundos metafóricos e impenetrables de Goya influyeron también en muchos autores de Francia y Bégica como Delacroix, Géricault, Víctor Hugo y Antoine Wiertz”

De Goya se exhiben seis pinturas, entre ellas “Vuelo de Brujas”, de 1797/1798, y “Caníbales preparando a sus víctimas”, de 1800/1808, además de numerosos grabados. Con otras realizaciones de Eugéne Delacroix, Franz von Stuck, Max Ernst, Salvador Dalí y Luis Buñuel con la película “Un perro andaluz”, de 1929. El término Romanticismo negro se dio a conocer por el libro “La carne, la morte e il Diago nella letteratura romántica”, 1930, del escritor italiano Mario Praz, traducido al alemán en 1963 como “Amor, muerte y diablo. El Romanticismo negro”, según afirmó el comisario de la exposición Félix Krámer.

Se señala que el llamado Romanticismo negro tiene sus raíces en la Revolución Francesa, en el ideal de romper cadena, en la realidad -constatada- de que la Revolución encadena. Fracaso al percibirse que se revoluciona para cambiar posiciones, nada más: del absolutismo, y verdades únicas, a la dictadura y obligados cumplimientos. Goya sintió en sus carnes las diferencias, la falsedad, las miserias humanas, e hizo la crónica de su alrededor. Por otra parte el Romanticismo lleva consigo la agonía del vivir, remembranzas del pasado, temor ante el futuro…pero la verdad es que la tragedia está en el gran teatro del mundo. Y ello se refleja en arte. En la exposición “El Romanticismo negro. Desde Goya hasta Max Erns”, abierta en el Museo Stael, de Frankfurt, hasta el 20 de enero de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress