Lunes, 8 de octubre de 2012

El Museo de Bellas Artes de Bilbao celebra el 80 aniversario de Fernando Botero

[Img #11365]‘Fernando Botero. Celebración’ se presenta en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que rinde homenaje al artista hispanoamericano en su 80 aniversario con esta muestra antológica, una de las más importantes de su carrera con 80 obras realizadas en los últimos 60 años. Son 79 pinturas en la Sala BBK, entidad patrocinadora, en su mayoría procedentes de la colección de Botero, y una escultura monumental -‘Caballo con bridas’ (2009)- colocada en la Gran Vía bilbaína frente a la sede de la Caja BBK.

El propio Fernando Botero (Medellín, Colombia, 1932) ha intervenido de forma muy directa en la organización de la muestra que cuenta, además, con el comisariado de su hija Lina Botero, quien ha seleccionado y distribuido las piezas según un recorrido temático repartido en ocho salas del museo, y bajo el criterio de ofrecer un resumen de más de 6 décadas de trabajo. Lina Botero escribe el ensayo principal del catálogo de la exposición, que recoge también textos de los escritores Carlos Fuentes, recientemente fallecido, y de Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, además de cinco cuentos escritos e ilustrados por el propio Botero en los años ochenta.

El recorrido expositivo se abre con obras de sus años de formación hasta plasmar su propio lenguaje; siguen salas dedicadas a su alrededor latinoamericano, grupos familiares, oficios, bailes y odaliscas, con la violencia que ha agitado a Colombia en las últimas décadas. Vienen representaciones religiosas y personajes del clero tratados con humor y el mundo del circo. Retratos de maestros de la historia del arte. Un tono muy distinto refleja el tríptico de Abu Ghraib, que denuncia los terribles acontecimientos sucedidos en una prisión iraquí. Y viene su tauromaquia, mundo de los toros que le apasiona; y finaliza con naturalezas muertas.

En una entrevista de Natividad Pulido, publicada en ABC, al preguntarle sobre el volumen de su pintura, contesta: ‘No he pintado una gorda en mi vida. Nadie me cree, pero es cierto. He hecho siempre una exaltación del volumen, de la forma…’. Pero el volumen en Botero es una seña de identidad, desde sus inicios como ilustrador. Y cuando recorre su primera etapa en Bogotá; en 1952 llegó a Madrid, estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, conoció a fondo el Museo del Prado, y viajó a México donde conoció a Diego Rivera, Orozco y la obra renovadora de Rufino Tamayo y José Luis Cuevas. En 1960 se instaló en Nueva York y comenzó una serie dedicada a Leonardo da Vinci, Rubens, Velázquez, entre otros. Sigue manteniendo talleres en Nueva York y Bogotá, pero la mayor parte del año trabaja en su casa de Italia.

La exposición ‘Celebración’ abierta en la Sala BBK del Museo de Bellas Artes de Bilbao, se clausurará el 10 de febrero de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress