Fuente: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Martes, 30 de octubre de 2012
En el Museo Sorolla del 30 de octubre al 5 de mayo de 2013

La exposición “Sorolla. Jardines de Luz” llega a Madrid

[Img #11609]En el Museo Sorolla de Madrid se ha inaugurado la exposición “Sorolla. Jardines de luz”, donde puede visitarse hasta el 5 de mayo de 2013, tras haber sido exhibida, aunque con variantes, en la Alhambra de Granada y en la localidad italiana de Ferrara.

La muestra, que consta de 56 óleos, de los cuales 24 son de colección particular y algunos nunca expuestos antes, se completa con dibujos, fotografías, cartas y otros documentos. Ha podido contemplarse en los museos de Bellas Artes de Ferrara (Italia) y Granada, cosechando gran éxito de crítica y público, y ahora se presenta en Madrid, en la que fue su propia casa, con el jardín que él mismo diseñó, plantó y pintó.

Pero no son exactamente idénticas; en Granada, han sido más abundantes las representaciones de la Alhambra, cuyos patios y jardines fueron para Sorolla una revelación, mientras que la que se exhibe en el Museo Sorolla ahonda en la representación del jardín de su casa, último refugio del pintor. En Andalucía había descubierto una riqueza sobria, llena de poesía, que se plasmaba en los pequeños rincones, en el rumor del agua de una fuente y en el silencio de los patios bañados por el sol. La experiencia andaluza caló tan hondo en Sorolla que produjo un proceso de introspección y esencialidad que remodeló la poética y el estilo de sus últimos años. Su jardín, construido en esos mismos momentos, actuaba entonces como transmisor y amplificador de esta metamorfosis. La pintura de jardines expresó entonces la madurez de una poética del silencio y la intimidad, concomitante con la sensibilidad modernista de su tiempo.

La exposición se estructura en 4 apartados; Agua, Patio, Jardín y Jardín de la Casa Sorolla, lo que para el artista se interpreta en música, esencia, refugio, intimidad familiar… transmutada en geometría cristalina, arquitecturas vegetales habitadas de color y cargadas de resonancias afectivas.

El Agua, espejo de la naturaleza y del alma, motivo privilegiado en la pintura de Sorolla, recorre también la música y la poesía española de entresiglos, desde “Soledades” de Machado a “Jardines Lejanos” de Juan Ramón Jiménez.

El Patio, lugar donde el cielo abierto contrasta con la penumbra de los pabellones, donde la intimidad se esencializa y transmuta en geometría cristalina, habitada y multiplicada por el color.

El Jardín, refugio frente al cansancio. La figura humana casi siempre está ausente. El jardín, polifonía sensorial, es un espacio donde las arquitecturas vegetales se conjugan con el agua, la cerámica o el mármol para regular no sólo la luz y el color, sino también el sonido.

El Jardín de la Casa Sorolla, construido bajo la influencia de los patios y jardines andaluces, tiene su propio concepto pictórico y escenográfico. Está concebido como espacio de intimidad familiar, entendido como un “salón” de exterior, pequeño paraíso doméstico que resulta además, fuente de inspiración para su trabajo.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress