Miércoles, 13 de febrero de 2013
Badajoz

‘La Canción del Tomaco’, proyecto de Federico Guzmán en el MEIAC

[Img #12816]Esta exposición recoge las experiencias de Federico Guzmán con el ‘tomaco’, planta resultante de injertar tomate y tabaco, que saltó a la fama con una serie de animación estadounidense. El artista sevillano se apropió de este invento para hacerlo realidad plástica y lo ha llevado a cabo en colaboración con el naturalista Joaquín Araujo que se interesó por la experiencia cultivando ‘tomacos’, un híbrido, en su huerto ecológico de Las Villuercas.

En esta muestra, abierta en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC), de Badajoz, patrocinada por la Fundación Ortega Muñoz y el Gobierno de Extremadura, comisariada por Michel Hubert, se incluyen dibujos, grabados, fotografías y vídeos, además de una espectacular intervención en las paredes del museo y una aplicación con realidad aumentada que permite el cultivo virtual de la planta. Un proyecto que explora los territorios en los que se cruzan historia, naturaleza y cultura.

Federico Guzmán (1964) estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla, buscando desde su primera etapa un camino neoconceptual inspirado por su admiración por la obra de Duchamp, realizaciones marcada por una poética subjetiva expresada a través de signos de referencias personales; discurso que se ha ido ampliando a tenor de las técnicas surgidas y las circunstancias profesionales de este artista altamente representativo en las propuestas de las tres últimas décadas. La exposición ‘La Canción del Tomaco. Crónicas de un viaje de una planta espiritual’, se mantendrá abierta hasta el 9 de abril de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress