Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
Domingo, 24 de febrero de 2013

Culmina la restauración de las Atarazanas Reales de Barcelona

Después de 25 años de obras de restauración, las Atarazanas Reales abren puertas a toda la ciudadanía. Ha culminado la última fase de las obras que han permitido la rehabilitación de 14.000 metros cuadrados de superficie, y que han propiciado que se descubra la verdadera historia del edificio, así como la existencia de una necrópolis romana en su subsuelo.

[Img #12940]Las Atarazanas Reales de Barcelona han culminado sus obras de rehabilitación. En total, han sido 25 años de trabajos, durante los cuales se han rehabilitado un total de 14.000 metros cuadrados de superficie, de los 19.000 totales que tiene el complejo (en esta última fase, 9.000, con un coste de 17 millones de euros) y que han obligado a dejar cerrada al público la exposición permanente del Museo Marítimo durante tres años.

En esta fase, entre el 2010 y el 2012, los trabajos han consistido en la mejora de los pabellones mayores del edificio, las Grandes Naves, la rehabilitación de los contrafuertes de la avenida de las Drassanes y la restauración del Portal de la Pau, la Casa del Gobernador y la Casa de Mantenimiento.

Entre las intervenciones realizadas, se ha rehabilitado el tejado, la climatización de las naves centrales, la nivelación del pavimento, la construcción de una nueva biblioteca marítima, un nuevo centro de documentación, una sala para actividades lúdicas y una sala de reservas para la conservación de las piezas.

"La ciudad gana un edificio en condiciones, pero mostrándose tal como era", ha explicado el director del Museo Marítimo, Roger Marcet. "Era oscuro, estaba escondido. Ahora descubrimos este gran monumento gótico del Mediterráneo", ha añadido.

Una vez finalizadas las obras, el próximo paso es la apertura, a finales del 2014, del nuevo Museo Marítimo de Barcelona. Según el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, "en esta nueva etapa, las Reales Atarazanas, desde su ubicación estratégica entre el Paral•lel y la Rambla, serán un verdadero motor dinamizador de la actividad cultural y cívica de este espacio emblemático de Barcelona".

La culminación de estas obras alcanza uno de los principales objetivos del Consorcio de los Atarazanas Reales, creado hace veinte años entre la Diputación de Barcelona, el Ayuntamiento y el Puerto, con la intención de convertir el espacio en un centro de referencia mundial del patrimonio marítimo.

Las obras no solo han servido para devolver todo su esplendor a un elemento arquitectónico y urbanístico marítimo singular (declarado patrimonio histórico, artístico y científico de la Generalitat de Catalunya en 1937, y monumento histórico-artístico por decreto del Consejo de Ministros del Gobierno español en 1976). También han servido para excavar en profundidad y descubrir la existencia de un edificio de las Atarazanas previo al actual, unos metros más cerca del mar, así como los restos de una necrópolis romana.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress