Martes, 26 de febrero de 2013
Linares (Jaén)

Pinturas y grabados de Wenceslao Robles en la galería Cristóbal Bejarano

[Img #12967]Desde un planteamiento romántico, el artista sevillano Wenceslao Robles plasma en sus pinturas y grabados paisajes pos-industriales en los que se intuye una atmósfera fabril y el óxido del tiempo entre restos que ya son memoria; arqueología de lo que un día fue propósito, riesgo, esfuerzo e imaginación para llevar el bienestar y el progreso un poco más allá.

Se trata de la obra de un pintor y grabador que conoce el manejo de los procedimientos y hace de su proyecto una realidad emocional al referenciar fábricas silenciosas, depósitos vacíos, grúas e instalaciones inactivas en un lugar desolado. Rafael Cerdá escribe que Wenceslao ‘trabaja a partir de la realidad, pero es consciente de que no debe imitarla y la invención es la que debe guiar su trabajo para crear obras llenas de fuerza y expresividad, obras que nacen de su interior como consecuencia de una reflexión, de su mirada personal de la realidad’.

Y agrega que ‘en su obra podemos percibir una cierta tensión, un dramatismo y cierta solemnidad en esos restos de la sociedad industrial. Con sus grabados llenos de trazos expresivos, con anotaciones y croquis de piezas industriales, consigue crear una atmósfera envejecida y oxidada que nos sumergen en un mundo en decadencia’.

Wenceslao Robles (Sevilla, 1976) se licenció en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, y su labor ha sido valorada en muestras colectivas, ferias de arte como ESTAMPA de Madrid, en certámenes donde ha obtenido premios y en su exposiciones individuales. La actual, abierta en la galería Cristóbal Bejarano, de Linares, Jaén, hasta el 27 de marzo de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress