Fuente: CAI
Miércoles, 13 de marzo de 2013
Editado por Caja Inmaculada

“Los Bayeu, una familia de artistas de la Ilustración”, de Arturo Ansón

[Img #13146]Caja Inmaculada ha presentado hoy en Zaragoza el libro “Los Bayeu, una familia de artistas de la Ilustración”, escrito por Arturo Ansón, doctor en Historia del Arte y catedrático del Instituto ‘Goya’ de Zaragoza. Es el volumen número 29 de la prestigiosa colección «Mariano de Pano y Ruata», que edita la entidad sobre temas aragoneses desde 1987. El autor ofrece una visión actualizada y completa sobre los hermanos Bayeu (Francisco, fray Manuel y Ramón), pintores aragoneses que alcanzaron una extraordinaria relevancia durante la Ilustración.

Arturo Ansón estudia a los tres hermanos Bayeu, Francisco, fray Manuel y Ramón, no sólo en lo referente a sus actividades y producción como pintores, sino también sus personalidades y caracteres, su ascendencia y vida familiar, sus gustos y diversiones, sus inquietudes sociales, intelectuales y religiosas, aspectos que suelen dejarse de lado, o tratarse muy superficialmente en la literatura artística al uso. Propone la visión más actualizada y completa sobre los Bayeu, como personas y como artistas.

La figura de Francisco Bayeu se presenta con absoluto sentido renovador, como el gran pintor que fue, el mejor en la España de su tiempo. Fue pintor de Cámara de los reyes Carlos III y Carlos IV, y director de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Por encargo de los reyes pintó grandes frescos en los palacios reales de Madrid, Aranjuez, El Pardo y La Granja de San Ildefonso. También ejecutó fundamentales ciclos pictóricos en la catedral de Toledo y en el Pilar de Zaragoza. Fue, además, un excelente maestro de brillantes discípulos, que llegaron a ser pintores de Cámara de Carlos IV, como su hermano Ramón, o su cuñado Goya.

Descubre obras inéditas y nuevas dataciones documentadas para muchos de los frescos que pintó en el Palacio Real de Madrid y los otros Reales Sitios. También da a conocer retratos realizados por Bayeu, hasta ahora desconocidos, o incorrectamente atribuidos a Goya o a Mengs.

De su hermano, el monje cartujo y pintor fray Manuel Bayeu, se dibuja un perfil ajustado de su intensa actividad como pintor, de mucho menor nivel de calidad que el de sus hermanos, pero sumamente interesante en cuanto a la producción específicamente religiosa.

Del menor de los Bayeu, Ramón, presenta el primer estudio monográfico, superador de tópicos y de visiones deformadas del pintor. Forjado bajo la dirección artística de su hermano Francisco, fue un pintor de sólida formación y muy completo. Además de ser el más estrecho colaborador de Francisco en importantes encargos al fresco de los Reales Sitios, fue un excelente retratista, del que se dan a conocer nuevos retratos, hasta ahora atribuidos a otros pintores coetáneos como Inza y Carnicero, y un prolífico autor de cartones para tapices de los Reales Sitios, en cantidad elevada y semejante a la pintada por Goya o José del Castillo. De no haber muerto prematuramente en 1793, su carrera artística habría alcanzado mayor proyección.

En el libro se dedica un capítulo especial a las difíciles relaciones entre los hermanos Bayeu y su cuñado Goya, casado con Josefa. Arturo Ansón documenta también la vida de Josefa Bayeu, la discreta esposa de Goya.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress