Lunes, 25 de marzo de 2013
Sevilla

La galería Rafael Ortiz presenta el Módulo desde las artes plásticas

[Img #13296]La fascinación del hombre por ordenar, dar forma lógica a lo caótico, clasificar o marcar modelos para poder trabajar, ha sido una constante en la Historia. Los modelos de Vitrubio, Leonardo da Vinci, o más recientes de Le Corbursier o Henry Dreyfuss, siempre se relacionan con el cuerpo humano. Precisamente, sobre el Módulo, la galería Rafael Ortiz presenta una exposición con obras de 15 autores o colectivos, entre ellos Equipo 57, Gerardo Rueda, Cruz Novillo o Mathias Goeritz, además de piezas anónimas.

La ciudad en la que el módulo como elemento constructivo es constante, es Brasilia. Allí aparece como escultura: las esculturas de Bruno Giorgi, 1959, son un homenaje a los trabajadores que construyeron la ciudad. Quizás esto es sintomático; quizás todo haya que compararlo o relacionarlo siempre con el hombre. Lo cierto es que en el pasado siglo, el trabajo con módulos ha sido frecuente, llegando desde la creación artística al diseño industrial, incluso a la artesanía. Este lugar generalmente geométrico nos habla de combinatoria, de orden, de creación: también de estructuras físicas, del cosmos.

Sin querer hacer una exposición de tesis, se presentan en esta muestras ejemplos significativos; algunos de artistas relevantes, como los mencionados, también de Pérez Villalta, Max Hill, Manuel Barbadillo, Adolfo Schlosser, Juan Suárez, Gerardo Delgado u Oskar Fishinger, poro en todos ellos palpita esa inquietud, esa reflexión que el ser humano se hace cuando crea. Módulos que crean un estado especial de ánimo en los que los contemplan, también de Iturralde, Isabel Garay, Pereñiguez y Jose Lourenço, con piezas anónimas, en la exposición ‘Modulares’, abierta en la galería Rafael Ortiz, calle Mármoles 12, Sevilla, hasta el 7 de junio de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress