Martes, 26 de marzo de 2013

La itinerante ‘Ciria.Windows’ llega a la Sala de Exposiciones del Gobierno de Andorra

[Img #13307]Tras mostrarse en Bucarest, Praga, Bratislava y Berlín, la exposición ‘Ciria. Windows’, patrocinada por Telefónica, recala en la Sala del Gobierno de Andorra con una serie de pinturas producidas en su taller de Nueva York, donde José Manuel Ciria ha vuelto a la línea y al dibujo como armazón compositivo, agregando los pasos de sus propias vivencias.

La exposición se inicia con un tríptico de la serie ‘La Guardia Place’ como introito de un diálogo entre referencias figurativas e impactos abstractos sentidos desde las ‘ventanas’ de hábitat neoyorkino. Pero como escribe el crítico Carlos Delgado, el eje de la exposición ‘se centra en sus dos últimas investigaciones, concretadas en las series ‘Cabezas de Rorschach III’ y ‘Memoria Abstracta’. La primera de ellas revela su reflexión sobre los límites del retrato contemporáneo y muestra rostros sobredimensionados en su escala, convertidos en campos de combate donde se establecen contrapuntos lumínicos y distorsiones cromáticas, poderosos primeros planos que apelan un crudo diálogo con el espectador’.

Pero en cualquier caso, retratos sin más derivas conceptuales ni exploraciones formales que las generadas  por el deseo de convertir a la pintura en un fascinante acontecimiento plástico. Esta audaz estrategia estética le permite a través de una base sensible (alejada la fría temperatura de algunas de sus propuestas conceptuales más arriesgadas) conectarse de manera directa con el que mira.

El segundo conjunto central de la exposición lo conforman las obras de su serie ‘Memoria Abstracta’ e ilustran su reflexión sobre los posibles enlaces entre el gesto y el orden. Carlos Delgado señala: ‘La contención y enfriamiento al que Ciria ha sometido toda su producción neoyorkina plantea aquí una deriva tensa basada en la oposición radical de ambos extremos y que viene a mostrarnos que Ciria es capaz de transformar constantemente la piel de su pintura sin, por ello, anular su inconfundible identidad’. Finalmente y dentro de ésta última serie, se muestra una gran instalación de suelo con su retícula de 20,40 x 8,40 metros que contiene 119 cuadrados cada uno de ellos cubierto de diversos elementos y telas manchadas de rojo, espectacular composición que recuerda el deseo del artista de convertir la pintura en un campo de minas para el ojo.

José Manuel Ciria (Manchester, 1960) se ha formado en Madrid. En 1984 participó en una colectiva celebrada en el Grand Palais, de Paris, y celebró ese mismo año su primera exposición en la galería La Ferriére, también de Paris, iniciando una actividad intensa en su estudio de Madrid, y posteriormente en el de Nueva York, abriendo su obra a los circuitos internacionales, desde España y Francia a Alemania, Bélgica, Japón…al mundo. En 1992 fue Primer Premio Ciudad de  Alcalá de Henares de Pintura; al año siguiente premios-adquisición en Vitoria y Palma de Mallorca; Medalla de Oro del Jurado Internacional en la Bienal de El Cairo, 1994; becario de los ministerios de Cultura y Asuntos Exteriores, en el Colegio de España en París, y la Academia de España en Roma, y otros galardones.

La obra de Ciria figura en medio centenar de museos y colecciones públicas y privadas, entre ellas Museo Reina Sofía de Madrid; Albertina de Viena; IVAM de Valencia; MEIAC de Badajoz; Givatayin de Tel Aviv; Patrimonio Nacional de España y BBVA. La exposición ‘Ciria.Windows’, WDW, abierta en la Sala de Exposiciones del Gobierno, Andorra la Vella, se clausurará el 5 de mayo de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress