José Pérez-Guerra
Domingo, 31 de marzo de 2013

CaixaBank, al absorber a Caja de Burgos, adquirió su Colección de Arte

[Img #13349]En Burgos hay inquietud sobre el destino de la Colección de Arte que, desde 1988, fue formando la Caja de Ahorros de Burgos, con sede en el CAB, porque al absorber CaixaBank a la entidad burgalesa, lo hizo de todos sus activos; y uno de ellos, valorado en varios millones de euros está formado por un fondo de unas 600 obras de arte de autores burgaleses como Vela Zanetti, Luis Sáez, Modesto Ciruelo, Jesús del Olmo o Rufo Criado, así como de otros creadores significativos de la historia del arte de la segunda mitad del siglo XX: Antonio Saura y Rafael Canogar, del grupo El Paso; Tápies, de Dau al Set; también de Chillida, Carmen Laffón o Jaume Plensa; Gerardo Rueda, Martín Chirino, Miquel Navarro y, entre muchos, como Carmen Calvo, además de las obras premiadas en sucesivos certámenes de arte.

La directora de la Obra Social de Caja de Burgos, Rosa Pérez, ha señalado que hasta ahora ‘no hay un compromiso de permanencia establecido, pero tampoco de no permanencia’; de ahí lo confuso de un futuro que puede estar, en mantenerse abierto el Centro Caja Burgos (CAB) o que, pasado un tiempo, este valor patrimonial pase a formar parte de la importante colección de arte contemporáneo de ‘la Caixa’ de Barcelona. Otra cosa es el patrimonio cultural de la Fundación Caja de Burgos, persona jurídica que tiene su propio patrimonio proveniente de las dotaciones de la entidad que le dio vida, y que, por independiente, no forma parte de los activos que han pasado a CaixaBank, por la vía de la absorción.

El problema que se barrunta en Burgos es consecuencia del temporal que, desde hace unos años, azota a las Cajas de Ahorros, entidades que tienen su origen en el Monte de Piedad que hace algo más de tres siglos fundó en Madrid el Padre Piquer, con fines benéficos; Montes que se extendieron y propiciaron el nacimiento de las Cajas con las que se fusionaron. Y fueron sus Obras Sociales y Culturales las que canalizaron una parte sustancial de sus beneficios hacia el pueblo. Hasta que se politizaron, y, salvo alguna excepción, se han ido a la bancarrota. En Alicante parece que la CAI dejó atado que su colección de arte quedase en la ciudad; en Burgos no se ha hecho, y este patrimonio cultural depende de su actual dueño; porque ahora las Cajas+Banco, tienen dueños… En este caso es CaixaBank. A excepción de la Fundación Caja Burgos, que, como entidad distinta, no ha podido entrar en la venta…

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress