Fuente: Ibercaja
Miércoles, 10 de abril de 2013
Del 10 de abril al 6 de mayo de 2013

Kibera, la lucha de la esperanza. Fotografías de Rafa Marrodán en la Sala San Antón de Logroño

[Img #13458]La Sala de Exposiciones San Antón de Ibercaja en Logroño muestra del 10 de abril al 6 de mayo de 2013 la exposición de fotografías de Rafa Marrodán “Kibera, la lucha de la esperanza”. Los beneficios irán destinados a la Escuela de San Jude de Kibera, en Nairobi, Kenia.

A Rafa Marrodán no le lleva a África la idea de realizar un buen reportaje, ni la de traerse una bonita colección de fotografías de vivos colores. A él lo que le atrae es el intento de reflejar un poco del alma africana en cada fotografía. Él es un fotógrafo en el infierno de Kibera en Nairobi.

Rafa Marrodán es un fotógrafo bilbaíno especializado en viajes y foto-reportajes de naturaleza. Ha desgastado mucha suela en países como Venezuela (donde pasó un tiempo), México, Brasil y otros de Europa y África. En 2005 fue a un clásico safari fotográfico y congenió con el guía nativo. Rafa le insistió que quería conocer el barrio de Kibera en Nairobi, el mayor arrabal de África. Le presentó a Jhonson Mboche, guía de naturaleza y nativo de Kibera que le introdujo en el barrio y le presentó a las responsables de las cooperativas de mujeres. Rafa quedó tan impactado que con sus compañeros de Cooper Photographers ha editado el libro “Kibera. La lucha de la esperanza”.

Rafa Marrodán, por tradición familiar, se dedica a las artes gráficas. Toda la vida ha estado rodeado de cámaras fotográficas. Ha hecho de su afición su profesión. Con otros compañeros han creado Cooper Photographers y organizan talleres de fotografía de naturaleza. Algunos de ellos en Masai Mara en Kenia y Serengeti en Tanzania. También por Los Llanos de Venezuela y el Parque Nacional de Canayma.

Rafa visitó por primera vez Kenia en un viaje organizado. Le llamó la atención un barrio tapiado que se veía desde la carretera cuando salían de Nairobi. Era Kibera, el segundo ghetto más grande del mundo, en donde conviven casi un millón de personas. Quería saber qué sucedía dentro de él a toda costa. Le costó convencer  al guía del safari John Ngige, quien finalmente le presentó a Johnson Nboche, guía de safaris que sabe castellano y nacido en Kibera.

Rafa se encontró con un colosal desastre urbanístico sin infraestructuras. Con calles de arena y barro llenas de excrementos, suciedad y marginalidad, sin servicios de agua y luz, sus habitantes habitan sobre una montaña de basura que se incendia sin avisar.

Porque en Kibera el cielo es una chapa oxidada que abrasa de día y congela de noche. El río es negro. Las montañas son de basura. El SIDA campa a sus anchas. El alcoholismo, mata. Maltrato. Violaciones. El mal olor ahoga la esperanza de quienes aquí nacen y mueren sin conocer otro mundo.

No hay luz. No hay agua potable. No hay sanidad, ni pública ni privada. Sólo unos pocos baños comunitarios alivian las necesidades de casi 1.000.000 de almas. No hay trabajo, hay que inventarlo a diario. La Madre Naturaleza regala y la naturaleza humana quita. En éstas terribles condiciones, las mujeres del barrio, asociadas en pequeñas cooperativas, sacan adelante a sus familias reciclando y dando la vida a materiales muertos. Como las mujeres de “Kibera Women for Peace” cuyos bordados adornan vestidos y hogares.

Pero hasta los pozos más profundos llega la luz del sol. La historia gráfica de Rafa Marrodán refleja la esperanza de un pueblo que se une, se organiza y decide, contra pronóstico, salir adelante. Si hay basura, hacen de ella tesoros. Lo que antes era una lata de refresco, ahora es una lamparita. Las toneladas de cristales con las que los niños se pueden abrir las plantas de los pies son, una vez pulidas, las cuentas de pequeñas joyas. Los huesos que se pudren en los muladares, figuritas de animales. Las telas, una vez lavadas, ropas y bolsos. El ingenio y la voluntad son buenas compañeras.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress