Lunes, 15 de abril de 2013

El cuadro de Murillo ‘Gloria de cuatro ángeles volanderos’ en la subasta de AIG

[Img #13503]El óleo sobre lienzo ‘Gloria de cuatro ángeles volanderos’, boceto realizado por Bartolomé Esteban Murillo entre 1665 y 1668 para el cuadro ‘San Antonio de Padua’ del Convento de los Capuchinos de Sevilla, ofertado en la subasta de primavera por Arte, Información y Gestión (AIG) por un precio inicial de 120.000 euros, no encontró postor. Este mismo cuadro había salido a pública subasta en 2004, con salida de 300.000 euros, pero tampoco fue pujado.

Murillo y Velázquez son los máximos exponentes de la Escuela Sevillana de nuestro Siglo de Oro, pero Murillo siguió trabajando en su ciudad natal siendo su taller una de las grandes referencias del arte sevillano en su tiempo, cuando la capital hispalense era, por el monopolio comercial trasatlántico, una referencia europea. Y Murillo creó escuela. De ahí que la falta de comprador para una pintura de Murillo, en su Sevilla natal, sea noticia; máxime si parte de un precio inicial manifiestamente bajo.

En esta subasta se vendieron ‘Calvario’ de Pedro Campaña por el precio de salida, 42.000 euros; y otra obra de Andrés Cortes por 28.000. Pero la caída de la demanda llegó al punto de que la Junta de Andalucía, ejerciendo el derecho de tanteo, se hizo con la litografía ‘Patio de los Abencerrajes’, de John Frederick Lewis por 325 euros...

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress