Fuente: GVA
Miércoles, 22 de mayo de 2013
Valencia. Del 21 de mayo al 8 de septiembre de 2013

'De lo efímero' o el arte funerario en el Museo San Pío V

[Img #13952]El secretario autonómico de Cultura y Deporte, Rafael Ripoll ha explicado que "el Museo de Bellas Artes de Valencia repasa el arte de lo efímero a lo largo de cinco siglos de historia". Ripoll, ha presentado la exposición 'De lo efímero' en el Museo San Pío V, acompañado por su directora, Paz Olmos, y el comisario de la muestra, el museógrafo, Ximo Lara.

'De lo efímero', que estará expuesta hasta el 8 de septiembre, presenta un conjunto de pinturas y grabados que reflejan una mirada poco usual sobre el tema de las naturalezas muertas, centrada más que en la belleza de sus elementos en lo transitorio, en lo pasajero de su existencia.

Ripoll ha explicado que "la exposición abarca varios siglos en la historia del arte a través de los fondos del Museo de Bellas Artes de Valencia, desde el siglo XVI con la obra de Juan de Juanes hasta el siglo XX con obras de Benedito, entre otros". En total se exhiben 40 obras de autores como José de Ribera, Arellano, José Benlliure, Pedro Orrente, José Mongrell o Ignacio Pinazo.

Según el secretario autonómico "la temática de lo efímero o el arte funerario ayuda a comprender la mentalidad, a través de los miedos, supersticiones o costumbres de una sociedad y en definitiva el pensamiento de una época. Además la exposición permite descubrir obras poco habituales en una muestra como las exequias reflejadas en varios grabados del siglo XIX".

Según el secretario autonómico "la investigación realizada constituye un redescubrimiento para el público del extraordinario fondo artístico del Museo. Con motivo de la exposición se han restaurado diez obras entre las que destaca una pieza de gran formato de Garnelo que representa a la 'Muerte de San Francisco de Asís", un cuadro que no se exponía desde hace décadas. Junto a ella el San Pío V rescata entre sus fondos otras nueve piezas inéditas".

El carácter de lo efímero se ha representado a lo largo de la historia en diversos géneros. En el siglo XVI aparecieron las naturalezas muertas, el XVII fue sin embargo el periodo de esplendor del bodegón en España, representando al género humano a través de las famosas vanitas, ya en el siglo XIX y XX aparecen un gran número de obras de arte funerario.

Estructura de la muestra
La exposición se articula en torno a cuatro temas: 'Naturalezas muertas', 'Vanitas', 'Meditaciones', y 'Arte funerario' donde va creciendo la carga de valor simbólico de lo efímero de la vida.

Las naturalezas muertas reflejan, al mismo tiempo que hermosura destrucción: pétalos caídos, gusanos y pájaros que taladran la fruta, hermosos animales muertos.

Vanitas, bodegones que incluyen la presencia de lo caduco de los bienes terrenales, naturales o de artificio, ante el paso inevitable de la muerte, presente mediante símbolos más o menso obvios: una calavera, una vela apagada, o un reloj parado.

Meditaciones, pinturas donde un santo o un eremita se extasían junto a la calavera humana.

El Arte funerario recoge las diversas manifestaciones artísticas que celebran la misma muerte; ocasos de personajes históricos o míticos, retratos o mascarillas mortuorias, exequias o traslados, monumentos funerarios, la muerte como el último acto vital, y los fastos fúnebres como perpetuación del recuerdo.

El paso del tiempo, lo efímero, la muerte o la fugacidad de la belleza son tratados también en los textos literarios que acompañan la exposición. Las citas de Goethe, Quevedo, Bécquer, Sor Juana Inés de la Cruz, Shakespeare o Ronsard hacen reflexionar ante las pinturas de los grandes maestros que aquí se exhiben.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress