Jueves, 13 de junio de 2013
(Cantabria)

El arte cántabro de la década de los 70 en el espacio de Villapresente de Reocín

[Img #14257]Santander se erige en impulso de las nuevas corrientes contemporáneas, cuando aparece la Escuela de Altamira, y seguidamente en la primera mitad de los años 50 cuando a la sombra de la Universidad Marcelino Menéndez Pelayo, se convoca a los artistas en el Congreso Internacional de Arte Abstracto dentro de un clima renovador que mantuvo y que en la década de los 70 alumbró nuevas inquietudes. De ahí que la exposición ‘La década de los setenta y el arte abstracto en Cantabria’, abierta en el espacio de Arte Contemporáneo de Villapresente, en Reocín, comisariada por Elena Sánchez Torralba y Juan Riancho, ofrezca este importante capítulo del arte cántabro.

En la muestra, con obras de la Colección Norte de Arte Contemporáneo del Gobierno autonómico y del fondo de Caja de Cantabria, abierta en las arcadas del Patio del espacio que le da acogida, presente realizaciones de los años más conceptuales de Juan Navarro Baldeweg, junto a otras de Ángel Medina que abren y cierran la década. A estos testimonios hay que agregar trabajos de Enrique Gran, Agustín de Celis, Esteban de Foz y Fernando Sáez, así como de Manolo Raba que forman el núcleo expositivo.

De Eduardo Sanz, recientemente fallecido, se muestran esculturas realizadas con espejos y vidrio; además de otras esculturas, hechas con acero, de Ramón Calderón. Exposición ‘La década de los setenta y el arte abstracto en Cantabria’, abierta en el espacio de Arte Contemporáneo de Villapresente, Reocin, que se clausurará el 31 de julio de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress