Miércoles, 20 de enero de 2010
El Polígono Industrial Soria II queda en vía muerta

La Justicia acaba con las pretensiones de construir junto a Numancia

Enviar por email
[Img #1773]El Juzgado de los Contencioso Administrativo de Soria ha roto el cerco que el municipio soriano puso al lugar histórico de Numancia, al expropiar terrenos propiedad de la familia Marichalar para construir el Polígono Industrial Soria II, urbanización que suponía un grave deterioro en el entorno del yacimiento arqueológico. Es la última sentencia, porque ya se habían dictado dos anteriores, una de ellas por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que consideró no conforme a derecho la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, necesario para llevar a cabo dicho polígono industrial.

A este proyecto municipal, considerado innecesario cuando hay otros terrenos para acoger actividades industriales en potencia, se opuso la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y otras instituciones culturales, e, intervino la Unión Europea, conscientes de que la construcción del polígono provocaría graves deterioros ambientales en lugares tan emblemáticos, donde hace un milenio se luchó contra el invasor romano hasta el punto que los numantinos prefirieron morir antes de entregarse a las legiones romanas; un paisaje donde se encuenta el cerro de Garray, los Campamentos de la Rasa y Peña Redonda, y el vecino conjunto del margen izquierdo del rio, con la iglesia y el Cláustro de San Juan de Duero, el Monte de las Ánimas y la Muralla Medieval. Al parecer las autoridades municipales sorianas no encontraban mejor sitio para los negocios del "ladrillo" que implantar el dichoso polígono industrial en este enclave, patrimonio no sólo de los españoles, sino de la Humanidad, porque mantiene vivas huellas de la antigüedad y del medievo.
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress