Jueves, 20 de junio de 2013
Madrid

Homenaje a Álvaro Delgado en la galería Modus Operandi

[Img #14348]Verde y negro. Así ve el paisaje asturiano el pintor Álvaro Delgado al que un grupo de artistas -David Arnás, Isabel Carralero, Elena Guerrero, Fernando Palacios, Dora Piñón y Carolina Veramendi B- homenajean en una exposición titulada ‘Verde y negro’, abierta en la galería Modus Operandi recordando la vinculación del artista madrileño al Principado. Desde su llegada por primera vez a Navia en 1955, el propósito de Álvaro Delgado fue ‘convertir en pintura el paisaje asturiano’ lo que provocó un desarrollo más expresionista de su estilo, cada vez más exacerbado, cuyas aportaciones informalistas y abstractas dieron lugar a una pintura que conecta la vanguardia con la tradición, arte con la vida.

La maestría con la que Álvaro Delgado (Madrid, 1922) plasma el paisaje hasta convertirlo en obra de arte, es compartida por Fernando Palacios (Valladolid, 1976), quien hace de él su principal fuente de creación, consiguiendo una visión completamente personal de la naturaleza: dispersa, romántica e incluso inalcanzable. Por su parte Isabel Carralero (Madrid, 1987) con sus series vegetales, presenta la naturaleza de manera tan sutil, tan frágil y elegante, que llega a crear una realidad poética. Las acuarelas, los lápices y el papel encolado se convierten en todo un argumento de sencillez y armonía.

Verdes pardos o verdes azulados; la delicadeza con la que Carolina Veramendi B (Madrid, 1975) usa este pigmento realza los colores próximos, crea una atmósfera fauvista y aporta un equilibrio a la composición que invitan al espectador a relajarse con la contemplación de su obra. David Arnás (Madrid, 1976) en cambio, con su personal lenguaje y expresión artística, crea atmósferas desenfadadas en las que mezcla una iconografía pop con su dominio total del dibujo y un colorido fresco que da lugar a pinturas atractivas y totalmente contemporáneas.

El duelo abierto con la pintura viene de la mano de Dora Piñón (La Habana, 1957) cuyas obras son una lucha interna con el lienzo desde la primera pincelada hasta la última, haciendo siempre partícipe de ellas al espectador, que es invitado a liberar todas sus energías mediante el color. Por último, la fuerza y el dinamismo con el que se desenvuelve el trazo de Elena Guerrero (Ciudad Real, 1965), recuerda a ese Álvaro Delgado más expresionista, más fiero y esquemático que un día llegó a Asturias e hizo de su pintura paisaje y del paisaje obra de arte.

Homenaje a Álvaro Delgado, uno de los pintores más significativos del arte de los últimos 60 años, retratista, paisajista, artista total, en esta exposición, ‘Verde y negro’, abierta en la galería Modus Operandi, de Madrid, hasta el 7 de septiembre de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress