Fuente: Museo del Prado
Domingo, 29 de septiembre de 2013
A partir del 30 de septiembre

El Prado muestra “Prometeo encadenado” de Rubens y Snyders

[Img #15281]Propiedad del Philadelphia Museum of Art, “Prometeo encadenado”, obra de Rubens y Snyders, llega al Museo del Prado para formar parte de la exposición “Las Furias” que se inaugurará en enero de 2014. Hasta su instalación en la muestra y debido a su traslado al Prado directamente desde el Museé du Louvre-Lens, en el que ha estado también en préstamo, la obra puede contemplarse desde el lunes 30 de septiembre en la sala 28 del edificio Villanueva junto a otras grandes obras del maestro.

“Prometeo encadenado” del Philadelphia Museum of Art se muestra flanqueado por dos cuadros de Rubens que pertenecen al Prado “Aquiles descubierto por Ulises y Diomedes” y “Filopómenes descubierto”. Estas tres obras se relacionan en el contexto profesional del artista.

En una carta escrita en 1618 a un posible comprador, Rubens ofrecía “un cuadro de un Aquiles vestido de mujer hecho por mi mejor discípulo y todo retocado de mi mano, cuadro hermosísimo y lleno de muchas bellas muchachas”, refiriéndose a “Aquiles descubierto por Ulises y Diomedes”, y “un Prometeo encadenado al monte Cáucaso con un águila que devora su hígado. Original de mi mano. El águila pintada por Snyders”, en referencia al cuadro de Philadelphia. Rubens contrató a Snyders para que pintara los animales en sus cuadros y la primera de sus colaboraciones se dio en la obra “Filopómenes descubierto”.

“Prometeo encadenado” es uno de los excepcionales préstamos que participará de la exposición “Las Furias”, una muestra que analizará el nacimiento, la evolución y el ocaso de uno de los temas más importantes de la historia del arte europeo entre 1550 y 1700, la representación de personajes de la mitología clásica castigados eternamente por desafiar a los dioses. Según la mitología clásica, tras robar el fuego de los dioses y entregárselo a los hombres, Zeus castigó a Prometeo con una horrenda tortura: tras ser encadenado, un águila le devoraría eternamente las entrañas.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress