Viernes, 11 de octubre de 2013
Hasta el 17 de noviembre

Eduardo Laborda. Retrospectiva 1972-2013 en los espacios de La Lonja de Zaragoza

[Img #15415]Dos esculturas, 15 dibujos y numerosas pinturas ilustran el itinerario artístico de Eduardo Laborda en la retrospectiva presentada en La Lonja coincidiendo con las fiestas del Pilar, donde se informa del recorrido a través de formatos, técnicas y estilos de una deriva que se inicia en los años sesenta como alumno de la Escuela de Artes Aplicados y Oficios Artísticos cuando pinta bodegones y paisajes urbanos de perfil ‘tardoimpresionista’, una primera etapa que le lleva a la escultura, disciplina representada en la muestra con dos piezas.

Eduardo Laborda Gil (Zaragoza, 1952) amplió conocimientos en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge, Barcelona, a principio de los setenta, pero pronto abandona y se entrega de lleno al dibujo y la pintura desde una concepción ‘neocubista’ de las formas, pero su obra gira hacia la abstracción geométrica cercana a la ‘escultopintura’, incorporando esa exigente precisión técnica y sutilezas cromáticas que serán rasgos característicos de su pintura. En los años ochenta se adentra en el mundo de los tebeos, la literatura y el cine de ciencia ficción, para encontrarse con la estatuaria clásica que en los años noventa se mezclaran con intencionado repertorio de figuras, objetos e iconos novecentistas, configurando un singular universo simbolista.

Y ya en tiempo más cercano retoma la mitología, a los cuerpos reales de mujeres que vuelven a encarnar musas y diosas, desde una figuración con toques muy personales. Y todo ello se pone de manifiesto en la muestra ‘Eduardo Laborda, Retrospectiva 1972-2013’ en La Lonja, de Zaragoza, hasta el 17 de noviembre de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress