Domingo, 15 de diciembre de 2013
Pamplona. Hasta el 31 de enero de 2014

Exposición conmemorativa del X aniversario de la muerte de Oteiza en el Parlamento de Navarra

[Img #16146]Con la muestra ‘Jorge Oteiza 1908-2003’ el Parlamento de Navarra conmemora el décimo aniversario de la muerte del escultor y también el de la Fundación Museo Oteiza en Alzuza que conserva y exhibe, estudia y difunde, un patrimonio singular donado por el artista de Orio (Guipúzcoa) al pueblo de Navarra, con 1.690 esculturas, 800 dibujos, 2.000 estudios del laboratorio de tizas, cerca de 5.000 libros de su biblioteca personal, amén de una extensa hemeroteca y sus innumerables escritos, aún en fase de catalogación. Esta colección posee piezas muy significativas de sus momentos creativos que permiten un recorrido exhaustivo a través de las principales preocupaciones y prácticas de Jorge Oteiza, estrechamente vinculadas a la evolución de los lenguajes estéticos del arte del siglo XX.

Oteiza es uno de los creadores más significativos de su tiempo. Se inició artísticamente en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid en 1931 y tres años después presenta su obra en el Kursal de San Sebastián. Eran tiempos difíciles, de duros enfrentamientos que originaron una cruenta guerra civil en España. Y Oteiza marcha a América, a Santiago de Chile y Buenos Aires donde ejerce la docencia entre 1937 y 1941, actividad que continúa en Bogotá; fue en 1949 cuando regresa a España y un año después recibe  encargo para realizar un conjunto escultórico de la Basílica de Aranzazu, en Guipúzcoa, que no concluye hasta 1968 por problemas con la censura eclesiástica… Fue como el inicio de un nuevo camino en el que Jorge Oteiza investiga y va formulando una escultura desde su propia lógica reflexiva.

En 1951 participa en la I Bienal Hispanoamericana celebrada en Madrid y en la Trienal de Milán. En 1957 destacó en la IV Bienal de Sao Paulo e intervino en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Bruselas, y en el 68 representó a España en la Bienal de Venecia…y su labor,  valorada en todo el mundo, fue reconocida con importantes galardones: Gran Premio de Escultura de la Bienal de Sao Paulo; Medalla de Oro a las Bellas Artes en 1985 y Premio Príncipe de Asturias de 1988, entre otros. En Alzuza, donde estableció su hogar, durante décadas escribió y creó una parte sustancial de su obra plástica, y soñó despierto… Su Fundación mantiene viva la obra de este ilustre escultor muerto hace diez años, y en su recuerdo la Diputación de Navarra lo homenajea con la exposición ‘Jorge Oteiza 1908-2003’, muestra que se clausurará el 31 de enero de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress