Miércoles, 17 de febrero de 2010

Selecciones de la Colección del Museo Guggenheim Bilbao

[Img #1967]El Museo Guggenheim Bilbao presenta Selecciones de la Colección del Museo Guggenheim Bilbao, la primera exposición de un ciclo que se desarrollará a lo largo de los próximos tres años y que tiene como objetivo mostrar al público una selección de obras de la Colección del Museo, poniéndolas entre sí en contexto y facilitando una visión comprehensiva sobre el enfoque de la misma.

La muestra, comisariada por Petra Joos, directora de Actividades Museísticas del museo bilbaíno, ilustra grandes movimientos artísticos de la segunda mitad del siglo XX, como el Expresionismo Abstracto, el Informalismo o el Arte Pop americano a través de una cuidada selección de obras clave en el desarrollo del arte de posguerra a cargo de catorce artistas que han sido referente para otros creadores.

La presentación se inicia cronológicamente e incluye obras gestuales y expresivas creadas en los EE.UU. entre los años cincuenta y sesenta, y que se englobaron bajo el término Expresionismo Abstracto, movimiento que aglutinó diferentes estilos, entre los que destaca la pintura de acción o action painting, que tuvo como máximos exponentes a Jackson Pollock, Clyfford Still o Willem de Kooning. Otros expresionistas abstractos, como Mark Rothko, emplearon amplios planos de color para evocar determinados estados espirituales. La pintura de Rothko “Sin título (1952–53)”, es una de las obras maestras de la Colección Propia en la que se manifiesta su carácter experimental al orientarse hacia una nueva expresión monumental sin perder el carácter íntimo y contemplativo que subyace a toda su obra.

La propuesta del Guggenheim continúa con la obra maestra de Cy Twombly Nueve discursos sobre Cómodo (Nine Discourses on Commodus ), una serie de nueve pinturas realizada en el invierno de 1963 en Roma y cuyo motivo es el Emperador romano Aurelio Cómodo (161–192). La composición estética de estas pinturas responde a un orden caótico que pretende describir la situación política durante el gobierno de Cómodo, que provocó el declive del Imperio Romano.

Por su parte, en Europa, al amparo de la filosofía existencialista y aún bajo los traumáticos efectos de la Segunda Guerra Mundial, algunos artistas como Jean Dubuffet vuelven a la pintura, en la que el mestizaje expresivo y la síntesis prevalecen sobre las claves utopía-experimentación que marcaron las vanguardias anteriores. Este nuevo camino, abierto por el Informalismo francés, tuvo su eco en la obra de Antonio Saura, que en la muestra está representada por su lienzo de 1959–63 Crucifixión. Pero sin duda, el símbolo europeo está en Yves Klein, un adelantado a su tiempo, precursor de muchas de las prácticas y tendencias artísticas que han llegado a generalizarse, como el happening y la performance.

La exposición se completa con los escultores vascos Eduardo Chillida y Jorge Oteiza, cuya presencia dentro de la Colección Propia del Museo se ilustra a través de un significativo conjunto de obras representativas de la trayectoria de ambos.

Por último, esta presentación de la Colección ofrece una oportunidad singular para exhibir al público por primera vez la escultura en yeso de Jacques Lipchitz Maqueta de trabajo para Gobierno del pueblo (Working model for Government of the People, 1967), que recientemente ha pasado a formar parte de los fondos del Museo gracias a la generosa donación de la Jacques & Yulla Lipchitz Foundation.

www.guggenheim-bilbao.es

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress